Werewolves

1 mayo, 2021 § Deja un comentario

Homo homini lupus

Somos una jauría que dice que actúan como una jauría que dice que actúa como una jauría que dice que actuamos como una jauría que dice que actúan como una jauría

[…]

Todos aullamos.

Golcar Rojas,
Madrid, mayo 2021

El esbirro ardido

11 abril, 2021 § 1 comentario

Milagros Mata Gil, escritora y periodista detenida por una crónica

El 31 de marzo, a las 20:03 horas de Madrid, recibí este mensaje de wasap:
“Saludos. Te informo que me anda buscando una comisión del CONAS FAES. Cinco hombres armados. Como yo no estaba, dijeron que volverían a las 4 pm. Como no he hecho nada, no tengo idea de qué se trata. Para que sepas”.
Era Milagros Mata Gil quien me lo enviaba.
Confieso que lo primero que pensé fue que se trataba de un poco de paranoia de la amiga. Es que, como ella misma dice ¿Qué podría haber hecho para que la buscaran en su casa como a una peligrosa delincuente? ¡Ni al Coqui lo ha ido a buscar un grupo armado de las Fuerzas de Acciones Especiales del  Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro!
Milagros, que es una mujer valiente, asesorada y acompañada por un abogado amigo, decidió presentarse ante las autoridades. ¿A dónde te presentarías? Le pregunté, preocupado porque yo he estado siete horas detenido por el Grupo Antiextorisión y Secuestro por una denuncia falsa y sé lo que se pasa en esos momentos. Pensé en su edad, en sus problemas de tensión y de glicemia, en la suerte que correría, porque uno puede tener la “fortuna” de que lo reciban amablemente o que lo lancen al suelo con una bota en el cuello.
A las 23:07 horas, recibí la respuesta:
“Al CONAS FAES”
Y seguidamente:
“Estoy en el CONAS FAES. Y es por el artículo. Tarek nos acusa de incitación al odio”.
“Nos dejarán detenidos esta noche y mañana nos presentarán en tribunales. Por incitacion al odio y orden de Tarek Saab”.
Entonces, recordé qué hace unos años, en una conversación con Milagros, me contó que en una oportunidad Tarek le había hecho una especie de amenaza velada, digamos que una advertencia en son de broma. Le dijo algo así como: Estás siendo muy crítica en las redes. Bájale dos, que te puede ir mal.
No es textual, pero fue algo así, tipo El Padrino. Un consejito.
Fiesta Mortal se titula el artículo de marras, que circula sin firma, por cierto. Una pieza crítica, cáustica, asertiva, punzante que se puede encontrar fácilmente en la web pues, gracias a la medida tomada por el Fiscal del régimen venezolano, se hizo viral lo que en un principio fue un post de Facebook limitado a los amigos de Milagros en la red Social, pues ni siquiera fue una entrada pública.
Toda la noche pasó Milagros detenida en el comando, acusada de incitar al odio al escribir una crónica y acompañada del poeta Juan Manuel Muñoz, acusado de haber difundido el texto por wasap.
No. No era paranoia de la amiga. No era el temperamento y la hipersensibilidad de artista lo que la hacía imaginar una persecución del régimen. El ardido fiscal cumplió la sutil amenaza de años atrás, mandó a detener a la escritora y académica.
La Fiesta Mortal se hizo viral. Las redes sociales estallaron. Escritores de renombre y de todas las edades denunciaron el atropello.
EL Colegio Nacional de Periodistas tuiteó:
“#1Abril  #Anzoategui  Exigimos  liberación de la períodista  Milagros Mata Gil @mmatagil   y del escritor  Juan Manuel Muñoz @JuanManuelMuoz4  ,  #Conas  los detuvo por orden del fiscal @TarekWiliamSaab quien olvidó La libertad de expresión es fundamental en la democracia”.
Y el Centro Pen se hizo eco del caso:
“Le escritora venezolana Milagros Mata Gil fue detenida en el día de hoy.
@PEN_LAC
@espaciopublico
@_Provea
@hrw
@UNHumanRights”

Mientras que la cuenta del PEN International – Las Américas y el Caribe:
“#Venezuela. PEN Internacional da seguimiento a la detención y liberación de la escritora venezolana Milagros Mata Gil (@mmatagil), miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, y del poeta Juan Manuel Muñoz el 31 de marzo de 2021 en Caracas, Venezuela”.
La poeta Yolanda Pantin, recientemente galardonada con el premio Federico García Lorca, escribió en twitter:
“Una desgraciadamente circunstancia permite conocer el nombre de Milagros Mata Gil y reconocer su obra literaria. También su coraje. Sus carceleros, instigadores del odio, no podrán con ella”.
Sobre el artículo, la poeta, también escribió:
“Por cierto, la crónica por la que fue detenida Milagros Mata Gil ayer, es una “pequeña pieza” del género”.
A lo que la poeta Jacqueline Goldberg agregó:
“Justo comentaba que tiene ritmo poético”.
Y agregó Goldberg, en otro tweet, una vez se supo de la excarcelación al día siguiente:
“Liberados con medidas cautelares. Tan injusto y arbitrario como su detención y la noche que pasaron a la intemperie”.
La escritora Ana Teresa Torres, comentaba irónicamente en twitter:
“Un amigo escritor me recuerda que en La escribana del viento describí el encarcelamiento de una mujer mayor. Era en el siglo XVII, ahora no pasan esas cosas”.
Y el escritor Jan Queretz inició una recolección de firma en una petición dirigida a Comisión Interaméricana de Derechos Humanos denunciando la detención arbitraria, documento que ha recogido 995 firmas a la hora en que escribo estas líneas y que ha sido difundido, entres otros, por intelectuales como Antonio López Ortega, Gisela Kosak, Miguel Ángel Campos, Nelson Rivera. También se pronunciaron escritores e intelectuales y defensores de rechos humanos como Elías Pino, Juan Carlos Méndez Guédez, Juan Carlos Chirinos,Juan Guerrero, Gonzalo Himiob…
Como todo lo que sucede en Venezuela, la detención de Milagros Mata Gil y Juan Antonio Muñoz, también sacó a relucir las miserias de muchos. El silencio de algunos  intelectuales acólitos del régimen y de los mismos opositores fue escandaloso.
No obstante, al día siguiente de la detención, la Universidad Nacional Experimental de Guayana, UNEG, cuyas autoridades, algunos, son de tendencia oficialista, emitió a través del Centro de Investigaciones y Estudios en Literatura y Artes, del cual Milagros Mata Gil es miembro fundadora, un contundente comunicado. En él expresan su repudio:


“Los miembros del CIELA nos hacemos solidarios con Milagros Mata Gil y su familia en este difícil momento, expresamos nuestro repudio a la acción intimidatoria contra ella y exigimos a las autoridades su liberación inmediata junto a su esposo”.
Así son las cosas en el no-país. Con todo sale a relucir la división. Ese ha sido un logro chavista. Y de cualquier evento saltan los aprovechados para pescar en río revuelto. No sería de extrañar que en lo que queda del caso, porque esas cosas de la no-justicia en el no-país pueden durar años, algunos se valgan del mismo para ajustar cuentas: un fiscal, un abogado, un juez, un policía que tenga algún “recibo” pendiente con alguien de poder, que resulte incómodo al régimen.
Milagros Mata Gil ha sido excarcelada al día siguiente de su detención. Le han dictado medidas cautelares. La escritora debe presentarse cada 30 días, no puede escribir más de la Fiesta Mortal, ni del fiscal del régimen, ni de los árabes. Ha sido medicada con algunos tranquilizantes suaves. Le han quitado su teléfono móvil, se lo devolverán cuando el fiscal oficie al GAES, eso quiere decir que quién sabe hasta cuándo estará sin celular, lo que la tiene bastante incomunicada; a merced de que llegue su hijo o algún amigo y le permitan usar su teléfono.
La calidad y solidez de la obra de Milagros Mata Gil está comprobada y tiene su sitial en la historia de la literatura. Yo no puedo decir si Tarek es buen o mal poeta. Nunca he leído su poesía. Apenas lo recuerdo de antes de ser esbirro del régimen como un niño que apareció en un festival de poesía en Mérida arreado por su madre, quien iba de medio en medio y de periodista en periodista, promocionando a su niño prodigio, a su niño poeta.
Digo, no sé de la calidad de sus poemas. Algunos aseguran que es muy mal poeta. No lo sé. De lo que sí estoy convencido es de que buena persona no es y de inteligencia, digamos que es escaso.
Gracias a su torpeza, lo que pudo no haber pasado de un post en Facebook, visto por 30 amigos de Milagros y pasado a 20 contactos de wasap, terminó siendo una muestra más de la calaña del fiscal y de la esencia autoritaria del régimen. Hasta el diario El País ha rebotado la noticia en una nota firmada por Alonso Moleiro. Eso debe tener a Tarek tomando merengadas de psicotrópicos, calmantes, ansiolíticos. Quedar ante el mundo y ante la historia como verdugo de escritores no creo que estuviera en sus planes originales, ni en los de su madre, cuando inflaba el pecho para mostrar a su creatura a los medios. Supongo que los privilegios del poder y el dinero, compensan bastante ese cambio en su destino.

La luna y el tiempo

6 abril, 2021 § Deja un comentario

A Milagros Mata Gil

La luna ha sido detenida
Ha quedado atrapada en un reloj
A las 9:16 de la mañana

El tiempo ha dejado de transcurrir
No hay como medirlo
La luna se quedó a la mitad
Encerrada entre agujas, números y muros

Dice el reloj:

Eso le pasa por andar fuera de casa a deshoras
Eso le sucede por ver cosas que no debía ver. Por iluminar las sombras
Como la que se convierte en sal
Por mirar hacia donde tenía prohibido

Dice la luna:

Iluso tiempo que pretende atraparme
Yo estoy desde mucho antes de
que hubiera siquiera noción de tu existencia
Cuando el tiempo nació
Yo tenía muchas fases andadas
Muchos cielos recorridos
Se precisa de mucho más que agujas y muros para apresarme.

A ti tiempo, una bala te detuvo
Se detuvieron tus agujas
Yo seguí creciendo y disminuyendo
A mi ritmo, no al tuyo

Pronto habré crecido tanto
Con tanto brlllo azul
Que estallarán tus muros
Caerán tus agujas

No habrá tiempo,
ni muros, ni cárcel
Sólo habrá en el firmamento
una gigante luna azul
Que iluminará el cielo
con su luz
que no respeta fronteras

Como al principio de todo
Cuando sólo había luna y sol
Y no se conocía el tiempo
Ni las rejas, los muros, la cárcel.

Golcar Rojas
Madrid, abril de 2021

Apagón en la cripta de Miguel Angel Contreras Betancor

2 abril, 2021 § Deja un comentario

No sé muy bien si se puede definir Apagón en la cripta, la novela de Miguel Angel Contreras Betancor como una “novela negra”, pero las etiquetas literarias poco importan en estos tiempos de textos transgenéricos, cuando se diluyen los límites y se difuminan las etiquetas.

Lo que sí queda muy claro es el ingenio de Contreras Betancor para contar la historia del secuestro de los mandamases del Estado-necio y armar una divertida historia, con un humor cáustico y sin concesiones.

Juega el autor con los personajes, hace que el narrador omnisciente tenga vida activa en la historia como personaje y se relacione directamente con los otros personajes de la trama. Pero no se queda allí, los personajes interpelan al narrador y, tienen momentos en los que se dirigen al autor, al tiempo que el narrador apunta su dedo al lector.

Todo esto hace de Apagón en la cripta una pieza de humor negro, divertida y que colinda con el teatro del absurdo y nos recuerda un poco las charadas y genialidades de Cantiflas.

La historia va sobre el secuestro del presidente y subsecretario, máximos líderes del Estado-necio, por un grupo de revoltosos que luchan por salvar al país. Es la tan vapuleada búsqueda de un mesías que lleva a los países a poner sus destinos en manos de hombres “predestinados” que acaban convirtiéndose en tiranos que se perpetúan en el poder.

Una historia cercana para los venezolanos, demasiado cercana, tal vez. Una tragicomedia cuyo eco nos retumba y que está visto que puede suceder en cualquier tiempo y en cualquier país. Tan cercana a nosotros -los venezolanos- es Apagón en la cripta que me gusta pensar que ese Edelmiro, primer presidente de la junta vecinal que nombra de refilón Miguel Ángel en la historia, es un guiño a mi novela El infierno de Edelmiro.

Dice Inés Muñoz Aguirre en el prólogo que ““Apagón en la cripta” es un reto a la cotidianidad. Cada miembro de la sociedad forma parte directa o indirectamente de un entramado que se teje a
diario mucho más allá de las páginas de un libro”.

Apagón en la cripta bebe mucho del teatro. De hecho, el final es absolutamente teatral, por esto, la misma Muñoz Aguirre recuerda el distanciamiento brechtiano y dice: “Esta forma de contarnos permite recordar
al magistral Bertolt Brecht quien
hablaba del uso del narrador como una
herramienta que permitiría deshacerse de la emoción para entrar en la razón”.

Apagón en la cripta es corta, punzante, cáustica, divertida, ingeniosa, rompedora.

El ruido

23 marzo, 2021 § Deja un comentario

Me aturde hasta dejarme ciego
el eco agobiante que llega de allá

El médico ¡El médico, el médico…!
El Coqui ¡El Coqui, el malandro… !
¡La moto, la moto! ¡Los disparos. El túnel!

El dólar, la covid, los muertos, los bodegones, los precios

Un grito sigue al otro
Y el sonido del mar no amortigua
Confunde
el ruido que llega de allá

Solo pido un silencio abisal
Quede solo
el latido en mi pecho
Un botón de mute
Nada más
Acallar el griterío
que llega de allá

Y en calma y silencio
Intentar entender

Pensé que la lejania lo haría más claro
Dicen que la distancia
permite ver mejor
Un océano atravesé para aguzar la mirada

Pero, al final, parece
Que nunca nos vamos
que la distancia
es un imposible

Seguimos allá
Y ese océano
no es más que
una lágrima.

Golcar Rojas
Madrid, marzo 2021

Cálculos y Futuro

21 marzo, 2021 § Deja un comentario

Cálculos

Todo lo calculamos, lo medimos, lo contabilizamos.

Todo es números, estadísticas, cálculos, posibilidades, probabilidades.


La vida se nos va echado números, visualizando el éxito al comparar guarismos. Pero,

¿qué es el éxito?

¿Qué es la vida?

Futuro

Nos empeñamos en pensar en el futuro, en planear a corto, mediano y largo plazo.

¿Para qué?

Todo es inútil.
En el futuro siempre está la muerte.

Siempre.

Tres Haikus

15 febrero, 2021 § Deja un comentario

5 haikus

7 febrero, 2021 § Deja un comentario

5 haikus

4 febrero, 2021 § Deja un comentario

Grima

3 febrero, 2021 § Deja un comentario

A algunas palabras les he cogido tirria
Migrante, exilio, destierro,
Patria

Qué indignante
suena la palabra patria
con esas dos aes
a bocajarro
Que fardan de importantes

Algunas palabras:
Patria, migrante, destierro
Exilio
Se descosen cada día
se deshilachan
como el borde de una tela
Burda, barata, sin filetear

Destierro, exilio, patria
Migrante
Palabras devaluadas
como la verdad

Se puede ser tan deshonesto
al escribir verdades
Se puede ser tan honesto
escribiendo mentiras

Algunas palabras
Cuando las escribo o las leo
me dan grima.

Golcar Rojas
Madrid, febrero 2021