Tía Amapola 24 – Colas, generales y Olimpíadas

7 agosto, 2016 § Deja un comentario

rio

Tía Amapola, buscando noticias de Nueva York, encontró una nota que hablaba de la cola de varias cuadras que hizo la gente desde la madrugada para ir a comprar el libro de Shane Dawson.

—¿Ves cómo es la vaina, mi niño? En Niuyor hacen cola pa’comprá el libro de una yutuber y nadie dice «Pobrecitos los niuyorquenses que los humillan con esas colas». En Madrid todos los años hacen colas larguísimas pa’visitá el Cristo se Medinaceli y nadie dice «Pobrecitos los madridenses, cómo los vejan pa’podé rezá». ¡Y ni te cuento cómo son las cosas en los Estados Uníos en los blafraideis. Cola pareja, y nadie dice pobrecitos los gringos durmiendo en una cola. Pero, aquí, hacen cola pa’comprá comía y todo el mundo se escandaliza. Por lo menos aquí la cola es pa’algo importante. Aquí la cola la hacen los fans de la Harina PAN pa’comé; no por mariqueras.

—Tiíta, ¿qué es eso de niuyorquenses y madridenses? Usted inventa unas cosas.
—Bueno, como se diga. Lo que importa es que nada más tienen ojos pa’criticá las colas de aquí.
—Tiíta, pero es que no se pueden comparar esas cosas…
—Sí, claro. Ya vienes tú con tus pendejadas. Gente en cola es gente en cola, aquí y en la Conchinchina. Y te me callas que aquí encontré la noticia que buscaba. Te voy a leé: «Este jueves la sala judicial que preside Paul A. Crotty, fijó la fecha y la hora para que la defensa de los sobrinos explique los motivos por los cuales solicitaron suprimir las evidencias recabadas por agentes federales de la Administración para el Control de Drogas (DEA) en una operación encubierta en la que resultaron los dos jóvenes detenidos». Ay, mi niño. Tenemos que ir pa’l mercao a apertrechame de velas, pólvora, tabaco, esencia, miche y ramas. Este mes va a sé movidiito en el cuartico de los santos. Muy movidito.

***

—¿Ves mi niño, que a nadie le falta mi comandante eterno?

Dijo tía Amapola mientras besaba la firma de oro colgante en su cuello.

—Él puede que tarde, pero no olvida. Los que sapearon a los muchachos con los gringos pensaban que estaban a salvo. Que al sapearnos quedaban libres de polvo y paja. Pero Obatalá no nos abandona. Dos por dos. Ellos creían que porque el sol brilla y encandila no los podrían ver. Que la luz de sus soles ocnubilaría a los gringos.

—Ob, tiíta, ob nu bi la rí a.

—Ay, qué ñema contigo. ¡Que sus soles los dejarían ciegos, pues! Pero si a mí me joden dos, yo les jodo cuatro. Mucho sol y mucha vaina, pero hay veces en que unas flores bien puestas, tapan la luz del sol y dejan ver lo que se esconde en el encandilamiento. ¡Y que no se descuiden¡ Esa luz del sol apenas empieza a parpadear. Cuando a mí me dé la gana, les mando la iguana y les corto la luz por completo… Como dijo aquel, esos a mí no me joden. De cara a la galería, estaremos uníos como una piña, pero ellos saben que esos soles no alumbran como pa’encandilame a mí. Que se anden con cuidao que el espíritu del comandante eterno está de mi lao.

Tía Amapola volvió a besar la firma y ni tiempo me dio a pedirle que me explicara que era todo eso del sol y las flores. Corrió al cuarto de los santos con unas fotos de unos generales en la mano que acababa de imprimir en la impresora láser.

***

—Ay, mi niño, la Tiby la volvió a sacá de jonrón. ¿Tú la viste? Se limpió el chiquinay con to’el mundo. Ja ja ja Y con su cara tan seria.

La tía Amapola infla los cachetes a lo Kico el de El Chavo e imita a la.mujer:

—El Consejo Nacional Electoral informa que el partido MUD cumplió con el requisito constitucional del uno por ciento de las firmas. Así mismo, hubo un escandaloso punto treinta y tres por ciento de firmas inconsistentes que pueden constituí fraude y que será investigado por la Fiscalía, la Guardia Nacional, los fiscales de tránsito, el Seniat y hasta por la patrulla motorizada, porque eso es inaceptable que se pretenda engañá al pueblo venezolano… ja ja ja ay, se me acabó el aire. La muy pícara se fajó a hablá del punto treinta y tres y no oía lo que es a nadien, mi niño.
—Tiíta, la verdad es que a mí me ha costado entender qué fue lo que dijo. Me parecía estar oyendo a Cantinflas en «Ahí está el detalle».
—Ja ja ja siiiiii mi niño. Igualita. Es que ese es su arte ja ja ja ja y hacese la sorda ja ja ja. Después Padrino se lo terminó de meté hasta los cojones, como diría él, y les puso de ministro al carajo ese y ya los escuálidos están como pajarito en grama que no hallan de qué hablá ja ja ja. No saben si jodé con el revocatorio, criticá a Tiby, pegá el grito al cielo por el nuevo ministro o seguí jodiendo con la acusación de los gringos ja ja ja. Ahí salió la Mailborñoña esa a decí que no sé quién nos quiere acusá de encubrimiento en gringolandia. Ja ja ja. Los tenemos locos a los pobres malparíos ja ja ja no me hagan reí que comí Diablito y se me pincha el hígado ja ja ja

***

Hoy cuando pasé frente al cuarto de los santos, vi a tía Amapola parada frente al altar completamente descolocada. El cabello lo tenía como si se hubiera peinado con triqui traquis de tanto halárselo. Batía las manos en el aire y les reclamaba a gritos a las imágenes:

—¡Pero bueno, Obatalá, ¿Te he dejao yo de poné alguna vez tu guanábana madurita? ¿Eleguá, alguna vez te han faltado tus caramelos y juguetes? ¿Yemayá, he dejao yo algún viernes de ir a la playa a llevate tu cesta de frutas y flores? Shangó, tú que eres el Osha del comandante, ¿Te ha faltado alguna vez en tus fiestas amalá? ¿No te he inmolado carneros, gallos, jicoteas, gallinas de guinea y palomas en abundancia? ¿Ismaelito, no te he dao yo todos los días tus porritos hechos con colombian gold? ¿Chamarreros, no les he brindao siempre el mejor cocuy y el mejor chimó? ¿Ah? ¡Díganme!, ¿Qué les he negado? Mi reina madre, María Lioza, ¿No te he prendido siempre tus velas blancas y azules sin falta? ¿Tu copa de vino ha estado alguna vez vacía? Ahí tienes tu mariposa azul y tus plumas de pavo real. ¿Entonces? ¿Por qué me abandonan así? ¡Yo quiero ser la reina del Mercosur! ¡Quiero a Macri comiendo mierda en tapara! Ya le dije a Padrino «Nosotros vamos a tené esa presidencia aunque seamos los únicos miembros que quedemos en esa vaina. Y llamé a Evo porque él tiene que apoyanos de una. Que el indio ese salga rápido a decí que esas son vainas del impereo gringo que nos quiere separaos pa’debilitanos, pa’acabá con la integración. Y el Correa tiene que hablá también. Aquí les prendo estas velas a esos carajos pa’que nos defiendan ya… Pero, coño, ustedes no me están ayudando. Ahí ‘tá la preñá, muy joronda. Isabelita ¿No te la encargué hace días? ¿Ustedes creen que yo me merezco que ustedes me abandonen así? ¡¿Ah?!

Yo, sin hacer ruido, preferí seguir a mi cuarto, que no están las cosas y las sensibilidades como para cruzarse en el camino de la tiíta.

***

Tía Amapola estaba absorta viendo la inauguración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, alucinando con el colorido del Maracaná y de pronto, me mira y me dice:

—Mi niño, tengo un dilema.
—¿Qué será, tiíta? —Le pregunto pensando que hablará de algo de la inauguración.
—Pues que no sé qué podríamos hacé ahorita que empiezan las Olimpiadas. Algo tenernos que inventá pa’aprovechá que la gente va a está entretenida con los juegos. Podríamos terminá de acabá con la Asamblea de mierda esa que ya me tiene hasta la coronilla. Hasta podríamos meté preso a Ayú… Claro, también podríamos aprovechá pa’vé si sacamos unos buenos alijos, porque los gringos entre las elecciones y las Olimpiadas no van a está muy pendientes de esas nimiedades del tráfico… ¿Y si le sembramos una vaina al Capriles pa’metelo preso a que se pudra con su ex en Ramo Verde? Ay, no sé, mi niño, algo se nos tiene que ocurrí pero no podemos desaprovechá esta oportunidá… Yo no entiendo mi niño por qué Padrino no mandó a poné unos ojitos del comandante en esa inauguración. Eso hubiera sido un tiro al piso…

Creo que tengo que buscar la manera de pararme e irme a mi cuarto a ver solo la inauguración de Brasil 2016 porque con la tiíta es una tortura. No cierra la boca un segundo.

Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 1
https://golcarrm.wordpress.com/2015/11/13/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 2
https://golcarrm.wordpress.com/2015/11/17/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-2/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 3
https://golcarrm.wordpress.com/2015/11/22/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-3/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 4
https://golcarrm.wordpress.com/2015/11/28/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-4/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 5
https://golcarrm.wordpress.com/2015/12/04/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-5/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 6
https://golcarrm.wordpress.com/2015/12/06/665/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 7
https://golcarrm.wordpress.com/2015/12/15/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-7/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 8
https://golcarrm.wordpress.com/2015/12/17/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-8/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 9
https://golcarrm.wordpress.com/2016/01/14/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-9/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 10
https://golcarrm.wordpress.com/2016/01/26/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-10/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 11
https://golcarrm.wordpress.com/2016/04/02/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-11/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 12. Lluvia
https://golcarrm.wordpress.com/2016/04/20/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-12-lluvia/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 13. La audiencia
https://golcarrm.wordpress.com/2016/05/13/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-13-la-audiencia/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 14. Visita de Albert Rivera
https://golcarrm.wordpress.com/2016/05/22/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-14-visita-de-albert-rivera/
Narco micro—relatos. Historias con Tía Amapola 15. Los CLAP
https://golcarrm.wordpress.com/2016/06/04/narco-micro-relatos-historias-con-tia-amapola-15-los-clap/
Tía Amapola 16. Firmas y verificación
https://golcarrm.wordpress.com/2016/06/11/tia-amapola-16-firmas-y-verificacion/
Tía Amapola 17 – Orlando. Moná. Gallegos
https://golcarrm.wordpress.com/2016/06/15/tia-amapola-17-orlando-mona-gallegos/
Tía Amapola 18 — Validación de Firmas
https://golcarrm.wordpress.com/2016/06/22/tia-amapola-18-validacion-de-firmas/
Tía Amapola 19 – #Seminaristas – #HastaQueTeConoci
https://golcarrm.wordpress.com/2016/07/09/tia-amapola-20-de-contras-dildosrectos-del-libertador-y-pecueca/
Tía Amapola 21 — La frontera. Cúcuta
https://golcarrm.wordpress.com/2016/07/17/tia-amapola-21-la-frontera-cucuta/
Tía Amapola 22 – Los zapatos de Delcy
https://golcarrm.wordpress.com/2016/07/23/tia-amapola-22-los-zapatos-de-delcy/
Tía Amapola 23 – El cumpleaños del muerto
https://golcarrm.wordpress.com/2016/07/30/tia-amapola-23-el-cumpleanos-del-muerto/
Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Tía Amapola 24 – Colas, generales y Olimpíadas en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: