Textículos del revolucionario

19 febrero, 2017 § 1 comentario

Mientras rebuscaban algo qué comer entre la basura, el hombre les decía a sus hijos:
“Al terminar de almorzar, nos vamos a manifestar contra el imperio para defender al pobre Tareck”.

***

Agarró la piedra para lanzar al mango y le dijo a su mujer:
“Bajamos los mangos del almuerzo de mañana y corremos a la manifestación de apoyo a Tareck y a la dignidad revolucionaria””.

***

“Si hubiera conseguido Loperán para la diarrea o manque fuera un suero pa’ hidratame, me hubiera gustado ir a manifestar a favor del pobre Tareck”.
Dijo, desfallecida la mujer cuando su marido le dio el jugo de limón para la diarrea.

***

El camarada cavilaba:
“Si voy a la marcha a favor de Tareck sin comer desde ayer, me puedo desmayar de hambre. Pero si me almuerzo la única arepa con la última lonja de queso antes de ir, la caminata me deja hambriento y no sé si conseguiré qué comer mañana”.

***

“Mi negro, si no tuviera tanta hambre porque a las cinco de la tarde lo único que le he metío al estómago son los dos mangos del almuerzo, agarraría el fusil y me iría a manifestá a favor del pobre Tareck que los gringos lo están atosigando”.

 ***

–¡Mi amor, me voy pa’ la marcha a defendé al camarada Tareck! ¿Tú no vienes?
–¡No mi amor! No puedo agarrá sol con este dolor de muela. Negro, aprovecha que la marcha recorre toda la avenida y entra en las farmacias a ver si hay la amoxicilina que me recetó el doctor hace tres días para el absceso que tengo en la boca y no he conseguido.

***

“Si no estuviera tan débil porque no como desde ayer, me levantaría a gritar con una cacerola en la ventana del rancho: ¡A Venezuela se respeta! ¡Con Tareck no te metas! … Si mañana consigo pa’ un pan, prometo gritar mi apoyo revolucionario”

 ***

“Ay, diosito, que aparezca el antibiótico pa’ esta infección renal, mire que no me quiero morí sin salí con el fusil al hombro a defendé a Tareck de los yanquis y a la dinnidá revolucionaria ”.

 ***

“Ay, cómo quisiera tener las manos desocupadas para agarrar el fusil y salir a defender la dignidad de la revolución y el honor del pobre Tareck; pero no puedo dejar de rascarme la sarna y no se consigue el Ivergot para curarla”

***

“Coño, el camarada Tareck me va a tener que perdonar pero, por más que quiera, no voy a poder ir ahorita a protestar contra el imperio que lo quiere joder. Ni de vaina dejo de hacer esta cola de cinco horas pa’ comprar una Harina PAN a 700 bolos y un kilo de azúcar a 490”.

***

“Iba a salir con el fusil al hombro a defender al camarada Tareck de la injusticia gringa, pero tuve que empeñarlo para pagar la vacuna que me cobra el pran pa’ no robame el carrito con el que taxeo”.

***

“Si no me fueran robao el celular en el carrito por puesto a punta de revólver, mandaría una cadena de guasap bien arrecha pa’ defendé al camarada Tareck de la infamia del imperio”.

***

“¡La revolución la respetan
con Tareck no se metan!”
“¡La revolución la respetan
con Tareck no se metan!”

–Mi amor, mi amor. No levantes los brazos que el violín no se aguanta.
–¡Cómo no voy a tené violín bañándome con pura agua y sin desodorante porque no hay!

“¡La revolución la respetan
con Tareck no se metan!”

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

§ Una respuesta a Textículos del revolucionario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Textículos del revolucionario en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: