Ventisca

21 marzo, 2017 § 2 comentarios

A Sonia

Cayenas rojas y hojas verdes
volaron en un cielo blanco.

La violencia del viento marino
soltó uno a uno, desde abajo,
en seguidilla
los botones de tu vestido.
Quedaron así al descubierto
tus pechos rosados y enhiestos
Promesas de abundancia
en una lejanamente futura maternidad.

Resignada a no luchar contra la naturaleza,
dejaste tus piernas infinitas
expuestas ante mi admirada visión.

Sentí envidia de ese viento
que sin permiso,
arrancó tu vestido
hizo arder tu piel
Como brasa azuzada.
Y poseyó tu cuerpo.

Mientras, yo, con disimulo,
soñaba ser Eolo.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

§ 2 respuestas a Ventisca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ventisca en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: