Textículos del revolucionario 10

25 marzo, 2017 § 1 comentario


“–Pero, bueno, camarada, ¿pa’ónde va usté como arma que lleva er diablo?
–No me entretenga, camarada, que voy de afán, porque tengo que llegar rápido al comité del PSUV a hacerles una propuesta urgente.

–¡Caray! Muy urgente debe pa’ que ni siquiera venga conmigo a jodé ar portugués de la panadería, que le vamos a expropiá esa vaina por usurero, especulador y colaborador de la guerra económica. Ya estamo jartos de esos extranjeros que vinieron con una mano alante y otra’trás y se hacen ricos hambreando al pueblo y sin trabajá…

–Después hablamos, camarada que no llego a la reunión y quiero proponerles a los camaradas que todos los revolucionarios donemos un día de salario para pagar el bufete que contrató en Estados Unidos el camarada Tareck para defenderse de la infamia de los gringos en su contra. Es que eso debe ser muy costoso y el pobre de dónde va a sacar para pagar esa vaina.

–Ah, bueno camarada, dígales ahí a los compañeros que yo doy dos días de lo que se venda en la panadería que estamos ocupando pa’esa causa”.

***

“-¡Juniol! ¡Juuuu niooooolll!
-¿Qué mamáaaaaa?
-¡Anda a la panadería y me compras 20 canillas, mi amol!
-¡¿Veinte canillas, mamá?! ¿Es que tenemos fiesta o invitaos a comé?
-¡Sí, claro! están las cosas como pa’ invitá gente a comé. Muchacho pendejo. Es pa’ aprovechá que desde que el Consejo Comunal ocupó la panadería están vendiendo baratas las canillas. ¡Gracias al presidente obrero y a la revolución! Las compramos a 250 bolos y las ponemos en la mesita del polche con los plátanos y las vendemos a 800 mil. Es que Nicolás piensa en todo. Si no nos puede da plata, pues nos da la opoltunidá de conseguila.

-Mamá, ya no hay pan. Se acabó a la media hora de que lo sacaron y ya hay gente en cola pa’ comprá el de mañana.

-¡Claro, Juniol! Tuelmundo quiere aprovechá las ventajas de la revolución, Vajavé que mañana habrá pan en toas la mesitas de la calle. Anda a hacé la cola pa’ mañana, yo te llevo ahora un guarapo y un plátano cocío pa que cenes allá”.

***

“Huysh, camarada, usté no simagina lo que aprendimos en ese jimulacro de junami que tuvimos. Esuera como de pilícula, camarada. Jalimos todos pa’ juera, pa’ la orilla e la laguna y ahí jue donde nos dieron la jinstrucciones. Menos mal que la revolución se preocupa por enseñarnos esas téinicas de jupervivencia, porque aquí en el páramo si es verdá que si llega a habé un junami desos nos morimos toítos. Lo que quedó pendiente pero jeguro que ese va a ser el prócimo curso, es cómo una jamilia puede sobreviví cuatro meses con una bolsa Clap que trae dos paquetes diharina PAN, un kilo ‘e pasta, un kilo ‘e leche, un kilo ‘e café y dos kilos de azúcar. Juera bueno que la revolujión nos enseñe eso prontico, porque los muchachos los tengo como desnutríos y ya me dijeron que en la prócima bolsa Clap no viene leche. Pero de verdá que si no juera por la bondá del prejidente obrero ya nos juéramos muerto dihambre. A lo mejor la prócima bolsa Clap tarda un poquito, porque como le mandaron unas a Perú pa’ ayudar a esa pobre gente que je quedó sin con qué comé… Cuando llegue la luj voy a repasá bien esos apuntes del jimulacro del junami pa’ que no je me olvidé. ¡Patria, jocialismo y vida! ¡Venjeremos!.

***

“¡Carma, camaradas! No tenemos pan polque los escuálidos que mandaron los de Primero Justicia y de Voluntá Populá vinieron y nos jodieron los holnos con su protesta violenta e inracionar. Vayan a si en arguna otra panadería de las que tomó la revolución consiguen y no nos peleen a nosotro. Recuelden que er socialismo se construye es peliando y peliando es que vamoja vencé por eso, el gobielno retiró a los Gualdias de aquí polque estaban muy pangolas pa’ repelé a los marisquitos de la ultraderecha y Belnal y Jolge nos mandaron a los colectivos de paz pa’ que se jodieran en esos coños. Hay que sabé contra quién es que hay que peliá. Si arreglamos los holnos volvemos a hacé pan, si no, pues tendremos que ocupá otra panadería polque con er pan der pueblo que no se metan”.

***

“Verga, camarada, yo te digo una vaina. Es verdad que la inseguridad está atrinca, pero tampoco para el escándalo que se tienen los escuálidos, “¡Aquí la vida no vale nada!” Verga, todo por hacerle el juego a la guerra mediática y por buscar injerencia extranjera en nuestros asuntos internos. Fíjate que a mí me han quitado en la ruta que hago para supervisar mis negocios, nueve carros. Una vez hasta me metieron desnudo en la maletera del carro y me dejaron  botado por el carajo viejo, porque no tenía real para darles a los choros. Pero aquí estoy, vivito y coleando. Si la inseguridad fuera tan violenta, como dice la ultraderecha apátrida, ya me hubieran matado. Pero, los escuálidos viven gritando ¡Yo me voy de este país porque la inseguridad no me deja vivir! Más exagerados. Ahora les dio porque están horrorizados por la banda de dizque niños de Sabana Grande que asesinaron a los sargentos, una cuerda de drogadictos es lo que son y bien chimbos esos sargentos a los que jodió una coñita de 15 años con una navajita. ¡Ah, pero eso es culpa del rrrrèeeeegumeeennn! Que estaban hasta el culo de crack y los sargentos se descuidaron es lo que es. Eso no es inseguridad bestial, como dicen los escuálidos.”

***

“–Camará, nosotros deberíamos, una vez que telminemo de expropiá las panaderías a los poltugueses esos que vinieron a hacese ricos a costilla de la especulación y la usura y ahora juegan a la guerra económica, cuando ya el pan sea del pueblo, inos a rescatá la Asamblea ilegal y en desacato, como dijo el presidente obrero. Rescatá esa vaina de una vez polque no puede que esos coños estén pidiendo que vengan extranjeros a intervení en esta patria. Camará, tenemo que echale bola ya a la unión cívico militá. Pero esues pa’yer polque ellos creen que polque ganaron con un coñazo ‘e votos sus curules, el país es dellos. Y hasta dicen que la calta Interamericana tiene más valor que la Constitución Bolivariana, qué bolas tienen esos bichos. Esta paz la vamo a defendé a golpe y tiros si hace farta”.

***

“–Camarada, se avecinan tiempos buenos. Nicolás sí sabe cómo mantener al pueblo contento.  Ya tú sabes que la gasolina escasa es tremendo buseness. ¿Te acuerdas de aquella vez que revendíamos hasta a 800 bolos el litro que nos costaba una puya? Imagínate ahora con los precios que tiene, a cómo la vamos a vender. Si esa vez nos metimos una bola de billete, ahora hasta para París podremos ir. Y encima, nos van a dar celulares inteligentes. Podemos pasar por cadena de whatsapp la lista de los productos de las bolsas. Clap que vamos a vender desgrananditos y cuánta gasolina tenemos y el precio. Y cualquier vaina, si hay una emergencia o la cosa se pone peluda con los reales, vendemos el celular y lo reportamos como robado para que nos lo repongan, porque cómo vamos a trabajar sin teléfono. Es que de verdad, la revolución es lo mejor que nos ha podido pasar”.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

§ Una respuesta a Textículos del revolucionario 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Textículos del revolucionario 10 en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: