Pérdida

16 abril, 2017 § 2 comentarios

De niño,
no existía la noción de país.

Había unos columpios
para llegar a las nubes.

Había un sendero sinuoso
con yerbas, espigas y flores
a su vera
para llegar al río.

Había ocho cuadras
hasta el cuarto grado del colegio
para llegar a Lola, la de grandes pechos.

Había una plaza inmensa
con almendrones y mamones
para llegar a jugar “La lleva”.

Había un camino de tierra
para llegar a la melcocha tibia
del trapiche.

Ahora,

Los columpios oxidados chirrían;
ya no vuelan.
El sendero es avenida que vació el río.
Los pechos de Lola se secaron.
La plaza cría maleza y se quedó sin niños.
La melcocha se amargó.

Ahora sé lo que es un país,
porque lo perdí.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

§ 2 respuestas a Pérdida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Pérdida en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: