#19A en Maracaibo

19 abril, 2017 § 1 comentario

La noche del 18 dormí poco -casi nada- y mal. Pero, con ardor en los ojos y aún medio embotado por la falta de sueño, me levanté a las ocho de la mañana, saqué a pasear a las perras, desayuné y me vestí para salir a la marcha convocacada para todas las ciudades del país.
Una franela blanca manga larga y con capucha, una gorra, un short, zapatos cómodos, un rosario al cuello y un pote de agua con hielo. Ya a las nueve y pico llegaba a la Plaza de la República, lugar de concentración en Maracaibo para caminar hasta la Defensoría del Pueblo en el centro de Maracaibo.

El calor y la humedad eran sofocantes. Ya desde antes de arrancar a caminar, la franela y el pelo estaban empapados de sudor. La gente iba llegando por montones. En pocos minutos la zona estaba a tope de manifestantes y cerca de las diez empezamos a andar.

Las consignas eran las mismas de otras marchas: “Y va a caer, y va a caer, este gobierno va a caer”, “Y ya cayó, y ya cayó…”. Algunas nuevas como “Estoy mamao, estoy arrecho, pero igualito yo defiendo mis derechos”. Había mucha gente joven. Había gente mayor. Mujeres, hombres, gente pobre y gente rica. Yo, que he ido a muchas marchas y a muchas procesiones puedo decir que la asistencia a la marcha de hoy fue la más numerosa de todas las marchas a las que he asistido.

Nunca vi tanta gente caminar junta. Ni siquiera en las procesiones del Jesús de la Misericordia que es de las más grandes que se realizan.

Había banderas en gorras, en camisas, en leggins, pintadas en caras y manos. Banderas de Venezuela de todos los tamaños ondeaban en las manos de mucho manifestantes.

En la sede de Corpozulia, detrás de la imagen del difunto Chávez, el régimen apostó sus sapos. Se escondían tras hojas blancas de papel y cámaras, es que ser sapo nunca ha sido un orgullo ni como para exhibirse. Tomaron fotos y vídeos. Seguramente mostrarán sólo los huecos y la cola de la marcha en los medios que controlan para hacer creer a quienes siempre engañan y se dejan engañar que eran cuatro gatos; pero ellos saben y los que marchamos sabemos que esta fue la mamá de las marchas.

FB_IMG_1492637229726

Después de poco más de una hora andando, llegamos a la meta. El río de gente no paraba. Cada vez llegaban más manifestantes. Cuando decidimos desandar el camino, aún seguía llegando gente.

Ya listos para el regreso, hubo disturbios. A lo lejos, se elevaba la nube de gas lacrimógeno. En el sitio donde me encontraba apenas llegaba el coletazo de los gases. Un químico tan fuerte que inmediatamente me hizo sentir ardor en los ojos y labios y náuseas, a pesar de apenas percibir una nada a lo lejos.

En el camino de regreso vimos como se dirigían al sitio de concentración varias motos. La gente que caminaba a mi lado, inmediatamente los identificó como colectivos violentos. Pero no mostraron miedo. Mientras las motos pasaban, algunos de los que caminaban los abucheaban y pitaban. A pesar de las amenazas en cadena del presidente la noche anterior hablando de la aplicación del Plan Zamora, la gente no sólo salió a marchar, sino que demostró que perdió el miedo.

Al llegar a casa, me enteré de que la represión en otras ciudades del país fue brutal y que en Caracas un colectivo violento le voló los cesos de un disparo a Carlos Moreno, de 19 años y en San Cristóbal, también con balas de colectivos violentos afectos al régimen quedó en el pavimento Paola Andreína de 23 años quien estaba caminando y haciendo fotos.

Mientras termino de escribir estas líneas, escucho hablar al “Defensor del Pueblo” quien dice lamentar esas muertes pero no puede dejar de mostrar su afecto al régimen al decir que había una expectativa creada de que la represión iba a ser brutal y, según él, no fue tal. Lo que no dice es que quien generó esa matriz de opinión y de temor fue el mismo régimen al exhibir en cadena nacional a las milicias que son inconstitucionales porque fueron rechazadas en un referendum -cosa que al Defensor no parece inmutarlo- y al anunciar Nicolás, a pocas horas de que se desarrollara la convocatoria, el nuevo Plan Zamora que a todas luces era la amenaza de reprimir a los manifestantes con esas milicias inconstitucionales a las que el presidente ofreció entregarles miles de fusiles y las fuerza represivas del Estado.

Los ciudadanos marchamos para que se respete la Asamblea Nacional, se designen constitucionalmente los poderes como los rectores del CNE y los miembros del TSJ y por el derecho a votar y a elegir por el voto a nuestros gobernantes. La violencia, como han demostrado con imágenes y amenazas en cadenas de medios, se sabe de dónde viene.

1

3

2

4

65

9

7

10

11

12

14

13

17

 16

15

Anuncios

Etiquetado:, , ,

§ Una respuesta a #19A en Maracaibo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo #19A en Maracaibo en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: