Textículos del revolucionario 15

23 abril, 2017 § 1 comentario

img_20170218_014356.png

“Hay que ver lo llena de odio que está la oposición. Tiene razón Nicolás. Sólo una gente llena de odio puede lanzarse a un río lleno de mierda para que los medios vende patria y de la ultraderecha mundial saquen fotos y digan que están “huyendo de la represión del réeeeegimennnn”. Lo hacen con toda la mala intención porque todos esos que saltaron al río saben muy bien que esas bombas lacrimógenas no matan a nadie. Dan un poquito de ardor y náuseas pero no matan. No, pero esos desgraciados prefieren tragar mierda de El Guaire, antes que aspirar un poquito de gas del bueno. Sólo los mueve el odio. Lástima que el comandante supremo y eterno, a pesar del realero que le metió no pudo limpiar ese río. Es que claro, la gente empezó a comer más con la revolución y por lo tanto caga más y no hay manera de que se pueda limpiar tanta mierda. Pero, a ver qué habrían hecho si el río estuviera limpio, capaz cagan ellos y se embarcan nada más que para las fotos ”.

***

“Estos escuálidos de todo hacen un drama. Sale un coño exhibicionista desnudo, como aquel Loco Hugo de Cheverísimo, y ataca con su impúdica desnudez el honor de la Guardia Nacional, y hasta se sube encima de una tanqueta para que lo vean bien, y de una vez salen todos compungidos a decir que pobrecito, que el réeeeegimennn lo maltrató. ¡Hasta lo comparan con la Niña de Napalm y todo! Y muestran su espalda que más parece picada de zancudos que herida por perdigonazos, porque los efectivos, como siempre, se midieron para no hacerle daño. Después, salen horrorizados porque los Guardias Nacionales no atendieron al epiléptico y lo dejaron en la calle. Hasta Capriloca salió a hablar güevonadas. ¡Pero si la culpa de que esos efectivos hayan tenido que salir pirados la tienen los mismos escuálidos! Si no estuvieran jodiendo en las calles y llamando a golpe de estado, esos guardias no hubieran tenido que correr a reprimirlos y no habrían abandonado al muchacho. Mucho hicieron con quedarse ahí con él hasta que dejó la tembladera”.

***

“Ja, ja, ja, estos escuálidos golpistas ya no hallan qué inventar. Si Chávez los tenía locos, el presidente obrero los tiene re locos. Se lanzan al Guaire, se desnudan, sacan niños a los que les dan premios de comida como a los perritos entrenados. Pagan un poco de malandros para que vayan a los barrios a crear disturbios y salen con el rabo entre las piernas y balazos en la cabeza porque los colectivos defensores de la revolución de una vez se activan y los vuelven mierda. Uno pone las luces para el festival de teatro y de una vez inventan que son luces antiaéreas porque ya Nicolás va a salir huyendo. Ja, ja, ja. Si me he podido reír. Dígame con lo de los 500 mil dólares que le regaló Nicolás a Trump para los actos de su investidura ja, ja, ja. Eso les dio en la madre, porque les tumba de una vez el montaje ese de la guerra económica de la ultraderecha de que el país está quebrado y pasando hambre. Quién les va a creer esa vaina ahora. Y Nicolás, feliz porque humilló a Trump dándole limosna, para que aprenda que Venezuela se respeta. Toma este sencillito ahí, gringo de mierda, para que veas que no necesitamos tus dólares”.

***

“–Velga, culso, yo tuve que caele a peldigonazo a quemarropa al carajo ese. Yo taba ahí con mi casco, mi chaleco antibalas, mis botas, mi fusil, mi máscara antigás y, de pronto, veo al coño, media como dos metros, culso, negro como el teléfono de mi bisabuela, con el odio en los ojos que se me venía hecho una fiera pa’ encima, con el puño cerrao a atacame. ¡Violento el terrorista! Yo dije, si le da al escudo con esa arrechera que tiene capaj me lo palte y ¡zas! Le disparé su ráfaga de peldigones a la cara. Es que me cagué. Esos coños son muy violentos.
–¿Me lo vas a decí a mí, culso, que tuve en frente al tipo desnúo? Cuando yo le vi ese güevo, culso, y lo vi vení, dije: si me mete esa vaina en la boca me ahoga pa’l coño. Y ¡ra ta ta tá! le disparé sus peldigones. Es que yo le vi las ganas de matame a punta de güevo o con un coñazo en el casco con la Biblia que tenía en la mano. Y cuando se me subió en la tanqueta, ahí si me cagué polque dije: me va a brincá encima. Y el malparío me lanzó un peo que casi me ahoga. Me pió con arrechera er mardito. Ahí me puse la máscara pa’ lanzale gas del bueno pa’ que pasara el olor a mielda.
–Demasiao odio y violencia tienen esos coños que protestan, culso. Tenemos que tené cuidao”.

***

“Camarada, yo jamás pensé que en un cuerpo se pudiera acumular tanta maldad, tanto odio, tanta malignidad. Tú sabes lo que es que esos escuálidos desalmados y golpistas fueron, atacaron a un piquete de la Guardia Nacional, les robaron las bombas lacrimógenas y se fueron al materno infantil a gasiferar a los pobres niños hospitalizados para después decir que fue el réeeeegimennnn. Es que no tienen perdón de Dios. Menos mal que la ministra Delcy se adelantó y puso la denuncia y lo informaron por todos los medios porque, si no, más de un revolucionario ingenuo se cree lo de que el presidente obrero está mandando a reprimir sin piedad las protestas”.

***

“Ay, sí, ahora la toche vieja parada frente a la tanqueta es una heroína, qué valiente. Después le parten los huesos que deben estar como galleta de soda y dicen que el réeeeegimennnn maltrató a una pobre abuelita. ¿Valiente? Valientes los camaradas Nicolás, Jaua, Cilia, Tareck y Villegas que se atreven a salir de noche en la camioneta por Montalbán con todo ese poco de terroristas de la ultraderecha sueltos como locos, quemando y atacando con su odio imperialista. Ahí estaban ellos, sin escoltas ni casa militar, ni un coño. El presidente obrero conduciendo su camionetica. Trabajando sin parar. Seguro ahora salen los escuálidos a decir que esa calle la habían mandado a cerrar para hacer el vídeo y que detrás traían un batallón custodiándolos, porque ellos son así, montan esas mentiras y las lanzan a rodar por las redes. Como el montaje ese del graffiti en el muro, que se ve que fue pegao con saliva de loro. Ahí lo que dice es “Nicolás, presidente constitucional, Montalbán te ama“, porque yo pasé esta mañana por ahí y lo vi. No hice foto porque venían unos tipos en una moto que se veía que son de esos que pagan José Guerra y Guanipa para robar y saquear al pueblo, y el que me dio mi vergatario, no me va a dar otro si me lo roban esos violentos golpistas y terroristas”.

***

“¿Ven cómo es la derecha fascista y manipuladora? Su especialidad es desinformar al pueblo. Se fue el ministro a El Valle a la fiesta de los Claps, porque es eso, una fiesta cada vez que llegan las bolsas a las comunidades. Bueno, la gente en la calle aplaudía, bailaba, cantaba, feliz con la llegada de las camionetas del Clap. En la acera la gente daba palmas y tocaban felices unas cacerolas en señal de alegría. ¿Y que hacen los fascistas? Montan el vídeo, le quitan el audio original y le montan otro en el que se oyen unos gritos de sifrinitos de Altamira lanzando insultos violentos contra la revolución. En la parte donde la gente gritaba contenta ’Llegó el Clap de frutas‘ le montaron unos gritos que decían ‘¡Fuera hijos de puta!‘ Es que son malos, perversos, manipuladores. Menos mal que Globovisión si informó bien cómo fue la cosa y mostró al ministro dando la información y desmintiendo a la derecha violenta y fascista.”

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , ,

§ Una respuesta a Textículos del revolucionario 15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Textículos del revolucionario 15 en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: