Textículos del revolucionario 16

6 mayo, 2017 § Deja un comentario

img_20170218_014356.png

“Ay, camarada, qué tristeza. Mi primo, el tupamaro que hirieron el otro día los violentos fascistas opositores en Venezuela, se me murió ayer. Necesitaban un antibiótico, un piche antibiótico que aquí en Madrid lo consigo casi que hasta en los estancos, y allá no lo consiguieron. Lo peor es que yo le compré aquí un montón de cajas porque ni caro es, pero no lo pude enviar porque los courrier no aceptan medicinas. ¡Cuánto daño ha hecho la guerra económica de los fascistas imperialistas! No les importa la vida de los venezolanos. Fue tanto lo que jodieron, que obligaron al gobierno revolucionario a prohibir que se transporten medicinas y como los laboratorios son unos desgraciados, pues los esconden para que el mundo piense que hay escasez y crisis humanitaria. Por eso yo cada día soy más revolucionario y amo más a Chávez, porque la ultraderecha es demoníaca y necrofílica. Sienten placer cuando se muere alguien por falta de medicinas. ¡Chávez vive!”

***

“Coño, camarada, yo nunca me imaginé que esto del exilio fuera tan duro. Yo en Venezuela sin jodeme mucho, siempre tenía mi platica. Qué si raspaba mi cupito Cadivi, que si compraba dólares oficiales y los vendía a precio del paralelo, que si compraba la comida a precios regulados y la revendía bachaqueada. ¡No joda, con las medicinas para las convulsiones me metí un billete!, porque un pana de una farmacia me guardaba todo lo que le despachaban y yo la vendía con ganancias como de cinco mil por ciento y partíamos la cochina. Camarada, yo nunca estaba limpio. Pero, verga, la guerra económica de los malditos de la ultraderecha puso la vaina muy arrecha. Esos malparíos burgueses vivían escondiendo la comida y las medicinas y cada vez conseguían menos marañas. Se me enfermó un día el coñito y tuve que ruletealo por todos los hospitales porque en ninguno tenían como atenderlo, porque como los médicos sifrinitos son casi todos de oposición y se roban las vainas de los hospitales, para que la gente piense que es el gobierno que no les despacha a los centros de salud. Casi se me muere el chamo, hasta el suero tuve que llevar. Ahí fue cuando dije ‘Yo me voy de esta verga, porque los sucios burgueses imperialistas no dan tregua y por más que el presidente obrero quiera seguir el legado del comandante supremo y eterno, esos hijos de puta apátridas de la oposición no le van a dar respiro y esto se va a poner peor’. Y me vine pa’ Miami, pero aquí tengo que trabajar qué jode. De mañana hago jardinería y de tarde lavo carros en un car’s wash y si me sale algo de noche, también le echó pierna. Pero si Nicolás le echa bolas y le declara la guerra de frente a los escuálidos, soy capaz de irme a que me den mi fusil para matar vende patria. Es que yo allá si podía hacer reales. Aquí trabajo para medio vivir. Todo por la guerra económica tan arrecha”.

***

“Mira, camarada, yo tengo ganas de ponerme mi gorra tricolor con el logo del 4F, pintarme la boca roja rojita, y agarrar mi IPhone y hacer un vídeo que se haga viral, denunciando la guerra económica homicida que tiene la oposición apátrida en Venezuela. A lo mejor hago el vídeo caminando por Miami Beach con mi franela roja con los ojos de Chávez aquí en las tetas, para que todo el mundo se entere de lo que sufrimos los revolucionarios que hemos tenido que dejar el país por culpa de los violentos opositores que no le dan tregua a la revolución para que lleve felicidad a todos los patriotas, como era la ilusión del comandante supremo y eterno y como intenta el presidente obrero continuar. Es que es muy arrecho que mi mamá se haya muerto en Venezuela porque no consiguieron el medicamento para sus quimioterapias y por más que yo se lo encontré aquí con unos panas de una iglesia, no pude mandarlos a tiempo. Y ni al entierro pude ir porque como no tengo papeles, si salgo, no puedo entrar de nuevo. Esto es muy jodido. Seguro que cuando haga el vídeo me voy a poner a llorar como ahorita, pero no me importa. Que el mundo sepa de toda la maldad y todo el odio que tienen los escuálidos que no les importa que se muera la gente con tal de hacer la guerra económica para tumbar el gobierno legítimo, constitucional y revolucionario que elegimos todos. Yo por eso fue que me vine a Miami, porque los escuálidos me tenían estresada y enferma y no aguantaba más tanta maldad. Un día me dije, ‘Marica, tú te piras de aquí o agarras un fusil y sales a matar pitiyanquis’. Para no terminar asesinando gente, preferí venirme a Miami”.

***

“Yo estoy muy contento, Engelsberth, porque con ese bono de guerra económica de 19 mil que nos va a pagar el camarada Nicolás, voy a poder completar lo del Plavix que me está costando 22 mil bolos la caja de 14 pastillas. Es que de verdad, gracias al comandante supremo y eterno que nos dejó un hombre tan bueno. Por eso es que el Papa Francisco está tan interesado en que en este país haya diálogo, porque él sabe que el camarada Nicolás es un hombre justo. Yo siempre he pensado que la religión es el opio de los pueblos, pero este papá me gusta. El camarada Nicolás debería pedirle que venga a Venezuela. Yo no creo que Pancho le diga que no. Que venga y bendiga las armas de los colectivos y los fusiles de la milicia que van a defender la revolución como hizo aquel Pío, que bendijo las de la guerra. Eso sería un buen espaldarazo a la revolución venezolana y al socialismo del siglo XXI. Y que bendiga también las lacrimógenas para que los escuálidos dejen la lloradera de que están vencidas. Lo que estarán será bendecidas, camarada ”.

***

“Camarada, yo creo que la idea de la Constituyente comunal del presidente obrero es brillante. Que seamos nosotros, el pueblo mismo, los constituyentes y no un montón de escuálidos que lo que van a hacer es montar un texto constitucional para tumbar al gobierno legítimo. Hacemos una Constitución en la que lo primero es eliminar esa vaina de 350 y el 333 que sólo han servido para que la derecha violenta y golpista salga a incendiar el país diciendo que se amparan en la Constitución. Aquí nadie se podrá alzar contra la revolución y a los violentos burguesitos, si salen a trancar calles e impedir el libre tránsito, ¡Plomo y gas! ¡Dígame esa vaina, camarada! Yo vi un vídeo en el que los policías y guardias defensores de la democracia y la revolución venían en sus motos a dialogar, a llevar su discurso de paz y amor a unos sifrinos violentos, y uno de los revoltosos le metió una zancadilla a la moto de uno de los policías y lo hizo caer. Es que fue con coñoemadrada, sacó la pata e hizo que el efectivo rodará que casi se escoñeta. Eso no puede ser. A esos violentos hay que meterlos en la cárcel”.

***

“Yo, como analista político, te digo una vaina camarada, la idea de Nicolás de una Constituyente popular o comunal, es sencillamente brillante. Eso le dará a su gobierno por lo menos dos años más. Porque habrá que escoger de las comunas a los camaradas que van a redactar el texto constitucional, eso toma unos meses. Después, habrá que enseñar a leer y escribir a unos cuántos de los camaradas seleccionados. Luego esperar a que la oposición se ponga de acuerdo con los cuatro pendejos que van a ir por ellos a la Asamblea Constituyente y ya sabemos que la oposición se toma fácil un año sacándose los ojos entre ellos para ver quién queda. Después, discutir y redactar esa nueva Constitución, aprobarla, someterla a referéndum… Qué digo dos años, como tres años o más. Y mientras tanto, el camarada Nicolás sigue dando aumentos de sueldos a los trabajadores, bolsas Clap para los más pobres que son los que votan y bonos a los pensionados. Congela los precios y así recupera su popularidad y cuando ya, dentro de tres o cuatro años vayan a haber elecciones, la gente va a estar tan feliz que va a votar en masa por Nicolás y vamos a barrer para siempre a la derecha violenta y golpista. ¡No volverán! Brillante, realmente, ¡brillante!”

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Textículos del revolucionario 16 en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: