Textículos del revolucionario 20

21 mayo, 2017 § 1 comentario

img_20170218_014356.png

“Camarada, qué alegría más grande me han dado los malparíos de Dólar Today hoy. Cuando me metí a ver en cuánto está el paralelo para vender los 100 dólares que les mando mensualmente a mis familiares chavistas en Venezuela, que están en el ladre y pasando roncha, porque como nunca quisieron meterse en los negocitos que yo les proponía con Cadivi y con el contrabando de gasolina pues no tienen ni dónde caerse muertos. Pues, a lo que vi en la página que va casi por 5.500 bolívares casi aplaudo. Eso es un notición, porque así me rinden más los dólares que me traje, camarada. Es que yo si que supe aprovechar las oportunidades de negocio que me dio la revolución, hasta comida y medicinas bachaqueé. Cuando vi que ya tenía suficientes dólares como para vivir el resto de mi vida sin trabajar y que los escuálidos no iban a dar tregua con la guerra económica y era un peligro seguir en Venezuela, porque hasta me podían secuestrar, me arranqué pa’ cá. Invertí una parte en los tres gimnasios y los dos car’s wash que monté y a vivir la vida feliz. Pero, como me da vaina con los pendejos parientes que se quedaron allá, pues les mando alguito, pa’ que sobrevivan y sigan luchando para defender al presidente obrero, a ‘el legado’ y a la revolución”.

***

“Cómo no van a estar repeliendo y arrinconando esos gochos a los guardias nacionales, a las policías y a los colectivos, si esos desgraciados contrataron un montón de paramilitares colombianos, a unos tipos del mossad, a unos carajos de la CIA y hasta a ninjas japoneses. Eso de que ‘Es el pueblo con palos y piedras que sale a defender su causa’ es pura paja, camarada. En esos pueblos, ya no queda ni un solo habitante nativo, son puros extranjeros traídos por la ultraderecha a ocupar esas ciudades. El Uribe es uno de los que pagó millones de dólares a los paramilitares colombianos para que se instalaran ahí. Y el Cochez, de Panamá, y los españoles panas de Leopoldo López. Es todo un complot internacional de la derecha golpista, camarada, para atacarnos desde adentro. Yo sé que es así, de muy buena fuente, de la alta dirigencia del Psuv me llegó la información”.

***

“Mire, camarada, yo como especialista en conflictividad social y política le puedo asegurar que aquí en Venezuela lo que está pasando es nada. Todo lo que sale en las redes sociales es puro invento y montaje de los disociados de la ultraderecha rancia. Toman imágenes de Irán, de Siria, de la primavera árabe y hasta de las dictaduras argentinas y chilenas, y las suben al Twitter diciendo que son de aquí de Venezuela. ¡Y les ponen hora y fecha de hace cinco minutos! De broma no dicen que son imágenes de lo que va a pasar en media hora. Yo vivo aquí, camarada. Y salgo a hacer mis compras en los nuevos supermarket y ahí consigo de todo importado y sin hacer colas. Claro, pago los precios astronómicos que ponen los escuálidos con su guerra económica, pero como yo he podido ahorrar con los negocitos que he hecho gracias a la revolución, pues no me pega tanto. Vendo todas las semanas 100 dólares, que no son nada, y con eso hago mi compra semanal. Y salgo a la calle y las calles están tranquilas y en paz. La gente feliz. Todo está tan absolutamente normal, que a los violentos de la ultraderecha no les quedó otro camino que salir en el exterior a hacer escraches a los camaradas que están viviendo afuera, llevando y predicando la palabra del comandante supremo y eterno, porque aquí las protestas de los disociados no tienen vida. Razón tiene el presidente obrero, al decir que los chavistas somos los nuevos judíos del mundo. Nos persiguen en todos lados y, si pudieran, nos meterían en hornos de gas para exterminarnos esos fascistas de mierda. Y perdón por mi francés”.

***

“Qué visionario fue el comandante supremo y eterno, que Dios tenga sentado a su izquierda en su santa gloria, y cómo conocía la esencia fascista y golpista de la ultraderecha de este país. Él sabía muy bien de lo que son capaces estos vende patria y por eso insistió en que se formaran los colectivos de paz y les repartió sus armas, sus fusiles, las motos. Es que si no fuera por los colectivos que salen a enfrentar como unos valientes a esas hordas revoltosas de pitiyanquis que salen a incendiar y a llenar de zozobra el país, ya Venezuela estaría convertida en una hoguera, ardiendo por los cuatro costados, porque los violentos fascistas lo que quieren es quemar y destruir. Los colectivos son tan buenos, que en algunos sitios han roto las santamarías y llaman al pueblo para que saquee el local y ellos no se llevan ni un par de zapatos. Y menos mal que el presidente obrero continuó repartiendo fusiles para defender la paz, porque la pobre Guardia Nacional y la policía nacional no se darían abasto para combatir tanto delincuente disociado que está incendiando las calles”.

***

“Hay que ver que la perversión de los disociados no tiene límites. Yo no dejo de sorprenderme, a pesar de que conozco muy bien de lo que son capaces, camarada, ¿Usted sabe lo que es que mandaron a matar al jefe de archivos del indio ese comemierda de Amazonas que ayer andaba con su mariquera haciendo show con plumas y maracas, dizque para tumbar con brujerías al presidente obrero legítimamente elegido y legado por el comandante supremo y eterno? ¡Es que no tienen temor de Dios! Para ellos la vida de un ser humano vale menos que la de un perro. Así como ponen a niños de carne de cañón para que los guardias que defienden la paz y la revolución les disparen y los maten, así mismo mandan a matar a cualquiera. Ahora salen a decir que fue un sicariato encargado por el réeeeegimennnn en venganza por el Dabukurí, ya vas a ver, camarada. ¡Ojalá Telesur se les adelanté y digan la verdad como es”.

***

“Definitivamente, la gata angora se queda pendeja al lado de los escuálidos. A esos disociados nada les acomoda. Todo lo manipulan y tergiversan para echarle mierda al réeeeegimennnn. El presidente obrero luchando por mantener la paz, por hacer una Constituyente de paz y amor y ellos jodiendo y queriendo armar drama por todo. Ahora andan con una lloradera por el indio ese que encontraron amarrado y quemado, como si se hubiera achicharrado. Unas quemaítas ahí que con pasta de dientes se le curan. ¿Quién los entiende? Si dejan que esos coñitos entren al Sambil a saquear, joden porque los comunistas no respetan la propiedad privada y dicen que son los colectivos los que saquean y por eso no los reprimen. Si joden al coñito, que son sádicos y torturan. Ahí están, con un drama porque les caen bombas en las casas. ¡Coño, pero si se ponen a abrirle las puertas para esconder a los estudiantes violentos de la derecha que protestan ¿Qué esperan? Tienen que lanzarles bombas para fumigarlos como ratas y que salgan y respondan ante los tribunales militares. Si no quieren gas del bueno en sus casas, que no escondan a los violentos, golpistas, fascistas de la ultraderecha. Así de fácil”.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

§ Una respuesta a Textículos del revolucionario 20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Textículos del revolucionario 20 en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: