“¿Hasta cuando nos están matando?”

30 junio, 2017 § Deja un comentario

                                A Fernando Rojas,
                                         In memóriam

Las fotos y vídeos de Barquisimeto
daban cuenta de la represión
de la impunidad

policías y paramilitares
policías y colectivos
policías y civiles
todos actuando como viles asesinos
regaban las calles de la ciudad crepuscular
de horror y terror.

Imágenes de un narco régimen
imágenes de una narco guerra
en la que la impunidad campea
y la muerte se enseñorea.

En la avenida Vargas,
cayó Fernando Rojas
herido por una bala de un civil,
de un paramilitar asesino
con eufemismo de “colectivo”.

54 años y llegó al hospital
sin signos vitales.
El tiro fue certero
y mortal.

Un lamento en Twitter,
recordando que antes cayó
Rubén Morillo, rezá:

“Hoy enterramos a un chamo en LARA
y nos matan a 2 más.
¿Hasta cuando nos están matando?”

Y así pasan los días del horror
los días del odio
los días de “El legado”

Contamos muertos,
como quien cuenta corderos
para dormir.
Pero el horror y el dolor
nos quitan el sueño.

Golcar Rojas, junio 2017

#FernandoRojas
#Lara
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#sosvenezuela

Dos muertes más. Dos jóvenes menos

30 junio, 2017 § 1 comentario

A Eduardo Márquez y Rubén Morillo,
In memóriam

Caen como pájaros acosados
como aves en la mira del cazador.

Un tiro en el abdomen,
diecisiete días de agonía en Mérida
hasta que, por fin,
la bala asesina logró su objetivo:
Eduardo Márquez murió.
Una vez más,
la bala de la dictadura triunfó.

Casi al mismo tiempo,
cuando Eduardo, herido en Pie del Llano
exhalaba su último exterior,
En los alrededores del Obelisco, en Barquisimeto,
un disparo certero y mortal
al pecho,
mató a Rubén Morillo,
en la calle 54.

Veinte años tenía Eduardo,
Veintiocho, Rubén.
Doce han caído en Barquisimeto
por la sanguinaria represión.

Por docenas se cuentan los muertos
en el no-país.
Pero, cada muerto tiene un nombre,
Hoy fueron:
Eduardo Marquez
Y Rubén Morillo.

Cada caído es un dolor.
Cada víctima es un luto.
Cada joven asesinado
es una familia rota
irremediablemente.

¿Qué importa si la voz de mando
tenía acento cubano?

Las balas no saben de gentilicios
y quienes nos diezman,
quienes dan la orden
son venezolanos.

El gentilicio se desvanece
en un amasijo de sangre
plomo, balas, metras, bombas.

Hoy, el no-país
vuelve a vencer
sobre la vida de dos muchachos.

Pero, el país resiste,
aguanta torturas,
bebe tragos de gasolina,
y se rebela,
lucha,
grita,
aruña,
lanza piedras…

El país tiene que terminar
por imponerse
a este doloroso e inenarrable
luto en gerundio.

Golcar Rojas, junio 2017

#EduardoMarquez
#RubenMorillo
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#sosvenezuela

Muerte cerebral. Asesinan la mente

29 junio, 2017 § 1 comentario

 A José Figuera
                                          In memóriam

A los 17 años
me gradué de bachiller

a los 17 años
hice mi primer viaje en avión

A los 17 años
tomé una maleta roja
subí a un autobús a Caracas
desde Mérida
para al día siguiente tomar un avión,
mi primera experiencia aérea,
para Estados Unidos y,
a los tres días,
cumplí los dieciocho.

A los 17 años,
tenía una vida por vivir
salía de bachillerato y
luego de un año en Estados Unidos
iniciaría la Universidad.

A los 17 años
se supone que la cabeza
está apta para llenarse de conocimientos
para estudiar, prepararse
para el futuro.

A los 17 años
sólo en un no-país
esa cabeza la llenan de plomo.
le vacían la mente
con una bala.

”Muerte cerebral”
a las dictaduras les encantan
los cerebros muertos
y si son de 17 años
les gustan más.

“Muerte cerebral”
la mente es lo primero
que quieren matar.

A José Figuera, de 17 años
una bala el lunes, en Maracay,
le dejó muerte cerebral.

Hoy, tres días después,
su cuerpo siguió el camino de su cerebro.

Murió en el hospital,
había salido de su casa
ubicada en Las Tejerías de Limón,
para ir a grabar en unos CDs
de un proyecto final de la Escuela Técnica Cristo Rey,
De allí egresaría y se graduaría
como técnico medio de informática.

Pero una bala de un paramilitar
le trepanó la cabeza
y a los 17 años murió
asesinado por un régimen
que odia las cabezas de jóvenes
y más si están bien amuebladas.

A mí me esperaban muchas cosas
cuando cumplí 17 años.
A José Figuera una bala asesina
le cercenó el futuro
qué siempre luce eterno
a los 17 años.

Golcar Rojas, junio 2017

#JoseFiguera
#Maracay
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#sosvenezuela

Hoy somos cinco menos

28 junio, 2017 § 1 comentario

                                  A Víctor Betancourt
                                              In memóriam

Asesinando
Matando
Masacrando
Muriendo…

El duelo en Venezuela
es en presente continuo
Venezuela es un luto en gerundio

Al filo de la media noche
llega la fatal noticia
Venezuela llora un quinto joven
asesinado en una protesta
arrollado en el trancazo

Los 18 años de Víctor Betancourt
fueron arrollados por un carro
golpeado varias veces
según cuentan las noticias.

A los dieciocho años
uno tiene un mundo por delante
y está dispuesto a devorarlo
pero para Víctor, el año dieciocho
fue su último año
porque el no-país no da tregua
y el futuro lo acaban
alrededor de los veinte años.

Hoy asesinaron en Cumaná a Víctor
fue el quinto joven que cayó en un día
se une a Isael Macadán en Barcelona,
a Luis Paz en Maracaibo,
a Jhonatan Zavatti en Caracas,
a Roberto Duran en Barquisimeto.

Hoy somos cinco menos
en este no-país
hoy el luto es más negro
más gerundio.

Golcar Rojas, junio 2017

#VictorBetancourt
#sosvenezuela
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#Cumaná

El no-país tiñe de sangre

28 junio, 2017 § 1 comentario

                  A Isael, Luis, Jhonatan, Roberto
                                                         In memóriam


Dieciocho
Veinte
Veinticinco
Veintiséis

El luto en gerundio
El no-país que se nutre de sangre
La revolución que devora a sus hijos.

Sangre joven para regar
una revolución yerma
un proceso estéril
un régimen sanguinario
que como no puede con votos
arrasa con muerte.

Isael Macadán en Barcelona
Luis Paz en Maracaibo
Jhonatan Zavatti en Caracas
Roberto Duran en Barquisimeto.

El mapa del no-país
Tiñe de sangre
viste de luto

Cuatro vidas en un mismo día
cuatro jóvenes, cuatro futuros
convertidos de un golpe
en pasado.

Así se nos va la patria
nos dejan sin futuro
al que no matan
lo obligan a irse.

El futuro de Venezuela
está en suspenso
está en paréntesis
depende de una bala
o de un boleto aéreo.

La dictadura sanguinaria
nos arrebata el futuro
con muerte o con exilio.

Venezuela sigue siendo
Este doloroso
Luto en gerundio.

Golcar Rojas, junio 2017

#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#isaelMacadan
#LuisPaz
#Jhonatan )Zavatti
#RobertoDuran
#sosvenezuela

Días en el no-país

22 junio, 2017 § 1 comentario

A David José Vallenilla
In memóriam

Día turbio,
turbulento.
Días en el no-país.

Una inmensa nube gris
mañanera y en forma de dragón
me advierte del peligro
y me augura éxito
al desvanecerse.

Lo que debía ser final feliz
es comienzo tortuoso
y el día incomunicado
me limita la información.

En casa, superados los peligros
del no-país
donde las víctimas son victimarios
y de cualquier esquina salta
la traición o la bala,
me entero de que para otro joven
mi terrible día
fue su último día.

A quemarropa,
protegidos por escudos y rejas
chalecos y cascos y balas
le disparan al tórax a David Vallenilla.

Sus veintidós años se desploman,
su vida se acaba con una bala militar.

Ya no es sólo la Guardia Nacional
y la Policía Nacional o los colectivos
los que manchan sus manos con sangre
de jóvenes libertarios.
Esta vez fue un militar
de la Fuerza Aérea el que apretó el gatillo.
A pocos metros, a quemarropa,
al pecho, para que el disparo
fuera mortal.

En Twitter, un ministro
y otro Vallenilla, lo rematan,
tuiteando y retuiteando
la vergonzosa verdad oficial.

Yo, en casa,
doy gracias a Dios por haber llegado,
por haber sorteado las trampas y traiciones
elevó una oración por David José
que no tuvo la misma suerte,
no logró superar el día
en el no-país.

Descansa en paz,
valiente.
Que Dios te reciba con alegría
valeroso libertador.

Golcar Rojas, junio 2017

“Los héroes del abuelo”, un libro joya

21 junio, 2017 § 2 comentarios

IMG_20170621_192004

Leer “Los héroes del abuelo” (Ediciones B Venezuela, 2017), la historia que escribió Mari Montes sobre aquella hazaña de 1941, cuando un equipo de béisbol “al que nadie le apostaba mucho”, se fue a La Habana a un campeonato y regresó, cubierto de gloria, a un país que lo recibió lleno de alegría y orgullo, es un instante de reconciliación con el país que fue, con la Venezuela que tuvimos, en la que los logros se alcanzaban luchando y trabajando honestamente.

Pero también, ver el libro es un deleite para la vista porque las ilustraciones de Gerald Espinoza llenan de un colorido vintage cada página con dibujos sencillos, casi infantiles que ponen imágenes al hermoso texto de Mari Montes.

Es inevitable llenarse de nostalgia al leer el cuento, recordar los sabores de la melcocha y los coquitos de la infancia, los juegos de niños como la perinola y los yaquis.

El nieto, en el sopor de su experiencia onírica, nos lleva a la Venezuela que muchos conocimos y  disfrutamos, donde los adolescentes de 15 o 17 jugaban en los parques, iban de paseo a bucólicos pueblos cercanos y no salían a recibir perdigones y balas persiguiendo un sueño de libertad.

Los héroes del abuelo” es un libro rescate, una pieza hermosamente diseñada que nos reconcilia con el gentilicio y nos reitera lo que fuimos y que, con la lucha que enfrentamos cada día, podremos volver a ser.

Dentro de ese afán de Mari Montes por enseñarnos el gran país que tuvimos, nos cuenta cómo a través de la radio se vivió la aventura de ese equipo de béisbol en el ’41 en La Habana y rescata el bello poema “Romance de campeonato ” que Andrés Eloy Blanco le escribiera al partido jugado, a la experiencia en Cuba y a la selección para homenajearlos y nos recuerda que fue Abelardo Raidi quien reunió a los mejores peloteros del país para formar el equipo que nos representaría con gloria y éxito en la Serie Mundial Amateur del ’41 en Cuba.

Y termina la historia con la emoción de Venezuela recibiendo a los héroes en el puerto y el Presidente Isaías Medina Angarita dando el día libre a todos los venezolanos para festejar el triunfo.

Los héroes del abuelo” es un libro para atesorarlo como una joya impresa y un cuento para que lean los niños y adolescentes venezolanos a quienes les han arrebatado muchas cosas, pero que en sus genes llevan impresa la huella de hazañas como la de los héroes del ’41.

Romance del campeonato de Andrés Eloy Blanco

 

 

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para junio, 2017 en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.