El lounge de Nina Dotti en el Maczul

18 diciembre, 2016 § 2 comentarios

img_20161217_235705.png

Cuando una mujer dice “Estoy caliente” -“I’m hot”- no siempre quiere decir lo que pensamos que quiere decir. “Estoy caliente” en una mujer puede significar muchas cosa más allá de quiero tener sexo. Puede querer decir que su cuerpo está experimentando un fenómeno que va más allá del sexo.

De eso nos habla Nina Dotti en su instalación P.M.S. Lounge que se exhibe en la sala 4 del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Maczul.

Con humor e inteligenica, con humor inteligente, con la inteligencia del humor, Nina Dotti, seudónimo de Nina Fuentes, artista venezolana radicada en Miami, Florida, museóloga y promotora de artes y creadora del The Chill Concept de Miami, aborda un tema hasta cierto punto tabú: La menopausia.

El climaterio y la menopausia de la mujer son temas que a algunos incomodan, que no saben cómo enfocar, que es desconocido por los hombres y también por muchas mujeres, hasta que les toca pasar por ello y se dan cuenta de la poca información y las pocas herramientas con las que cuenta para enfrentarlas.

De eso va el P.M.S. Lounge, de aportar con humor y buen gusto a las mujeres las herramientas para enfrentar esa etapa de la vida. Una labor que, como se ve en la instalación del Maczul tuvo incluso que sortear hasta los obstáculos de la censura porque aún a estas alturas del Siglo XXI, el tema del sexo y la sexualidad tropieza con mentes pacatas y mojigatas que se escandalizan con ciertas cosas.

Pero la instalación está y también la página web PMS NINA DOTTIy la aplicación Premium Menopause satisfaction lounge App por Nina Dotti que puede ser descargada a través de Google Play o iTunesCon información, videos, noticias acerca de la menopausia en la mujer.

La instalación en el Maczul, con curaduría de Gerardo Zavarce, es interactiva, lúdica. Es una especie de spa en el que cuentas con sillones de masajes vibratorios, con un panes dispuesto para que se tomen fotos frente a un ventilador inmenso -¡Qué calorón!- y la dejen la imagen en la pared, con abanicos fucsia para que se echen aire cuando vengan los vaporones y varias pantallas de videos con mensajes divertidos, picantosos y llenos de información, así como con una serie de juegos eróticos como vibradores y dildos de todos tipos y diseños.

Dice Nina Dotti:

Después de una menopausia quirúrgica a los 33 años coincidí en esta etapa de mi vida con mi madre. Encontré mucha desinformación y decidí crear el performance participativo Hot Flashes Bar para educar a las mujeres sobre la menopausia y la manera de llevarla de forma positiva. El (App) PMS Lounge es una evolución de esta propuesta original que pretende dar información efectiva, ahora bajo el impacto de las nuevas tecnologías, de como transitar la menopausia con plena satisfacción.

​Poema para resistir

6 diciembre, 2016 § 1 comentario

Poema para resistir

Alas de mariposa
Frágiles,
delicadas,
quebradizas
Así, la libertad.

Crear para resistir.

Pequeñas y veloces
se agitan
Contra la gravedad.
Alas de colibrí

Una jaula,
y las alas se quiebran
Aunque sea de cristal.

Batir alas. Ir en contra
Oponerse,
resistir.

Dejar la jaula vacía.
Batir las alas
cataclismo.
Catástrofe
Liberar.

Pequeñas alas tiene la libertad
Frágiles,
Delicadas,
quebradizas.

Aleteos
Veloces y cataclísmicos.
Así las alas de colibrís y mariposas.

Así la libertad.

Este poema fue escrito originalmente para la exposición +Condiciõ sine qua non», una instalación de María Verónica Machado con curaduría de Edward Pérez, que se encuentra exhibida en la sala base del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Maczul .

La instalación de María Verónica Machado es un discurso en construcción, un juego para que el espectador participe en la codificación del discurso. Es necesario que el observador se mueva, se desplace, participe de la obra y construya el discurso.

Es una instalación minimalista, apenas dos o tres materiales —vidrio, plastico, metal— y la presencia del blanco y el negro que ofrecen un dramatismo acentuado y múltiples posibilidades de jugar en la obra.

Una horma —plantilla—, lápices y libros en blanco o en negro que permiten que el espectador escriba un texto y participe en la construcción de la obra y en su significado.

Palabras cómo política, censura, horma, opinión que se conjugan con los sentidos —Gusto, vista, olfato, tacto, oído—, letras, con las que se pueden construir un muro que nos aísle o un discurso que nos libere.

Siempre con la fragilidad que se asoma, con el temor de romperse, porque el discurso de la libertad y la resistencia es frágil a veces y puede quebrarse al tropezar contra los cristales de una jaula que lo encarcele.

Una interesante, propuesta, sin duda. Sólo me sobró el piso o, mejor dicho, me faltó un linóleo gris que tapase los mosaicos que desentonan con la propuesta estética y que completara la sensación de caja lúdica.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Arte Contemporáneo en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.