Un minuto de silencio

14 noviembre, 2015 § 1 comentario

image

Desperté aturdido.
Me acosté con un dolor en París
Y desperté con una puntada en el Líbano.
… ese dolor en gerundio que es Venezuela.
Yo no sé de cifras
Para este dolor no hay guarismos.
Desperté con la urgencia de un minuto de silencio.
Un mutis para asimilar.
Luto.
¿Cómo convertir la muerte en fríos números?
Las comparaciones hieren tanto como la bala asesina.
Demasiado ruido. Demasiada bulla.
Exceso de ingenio para hablar del dolor.
Un minuto de silencio para respirar, para digerir.
Un minuto sin cifras.
Sólo el dolor.
El dolor solo.
Putear a dios en una oración silenciosa.
Edward Honey tenía tanta razón.
Dos minutos, un minuto
sin palabras.
In memoriam.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría París en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.