Y(o)tros

28 agosto, 2017 § 1 comentario

Mis poemas están hechos
con zapatos que calzaron otros.

Mis pies pisan
sobre la huella
que dejó el pionero.

Mi imagen en el espejo
muestra el reflejo
de quienes se vieron
tiempo atrás en él.

Yo soy yo
porque otros han sido.

Golcar Rojas, agosto 2017

Anuncios

La bala de la dictadura no caduca

13 agosto, 2017 § Deja un comentario

A Luis Guillermo Espinoza,
                                        Totti,
                       in memóriam.

Totti se cansó de luchar
contra la bala asesina
que tardó más de dos meses
en lograr su cometido.

La violencia de la bala
de la represión, en dictadura,
no parece tener
fecha de caducidad.

La bala de la dictadura
no caduca,
no tiene fecha de vencimiento.

El cinco de junio
Totti, Luis Guillermo Espinoza,
estaba en un plantón
en Los Tulipanes, Carabobo.
Protestaba contra la instalación
de una Asamblea Nacional Constituyente
que emergería de entre los charcos
de sangre de Libertadores.

Protestaba por su convicción
por su libertad,
por su futuro.
Cuando la dictadura,
con una bala en la cabeza
sembró en él la muerte
que hoy cosechó
su último aliento.

Dieciséis años, tenía Totti,
sonrisa amplia y mirada brillante
Su cuerpo adolescente,
batalló más de dos meses
contra el no-país.

Peleó por vivir,
primero contra la bala,
luego,
contra la escasez de medicamentos.

Las redes sociales,
como campanas
que suenan arrebato,
repicaban las súplicas
por medicinas para Totti.

Pero la solidaridad tampoco pudo
aparecieron medicinas
del corazón de la gente
pero la bala se impuso.

Una vez más,
la muerte a manos del régimen
venció.
El flaco y casi infantil cuerpo
de Totti, hoy se dio por vencido.

Las campanas ahora doblan.

Sé que en su honor
y en el del centenar y medio
de asesinados por el régimen
Venezuela no se rendirá.

Golcar Rojas, agosto 2017

#Totti
#LuisGuillermoEspinoza
#LosTulipanes
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#sosvenezuela

Eclipse mortal

7 agosto, 2017 § 1 comentario

A Eduardo Orozco
y Wilmerys Zerpa,
in memóriam.

Ese día habría eclipse.
La luna moriría por minutos
para renacer después.
La tierra se interpondría
entre el sol y la luna
hasta apagarla.

Pero, en Cabudare, Lara,
en el distribuidor Bellas Artes,
una bala del Conas
disparada a la cabeza
de Eduardo Orozco de 19 años,
eclipsaría su vida, irremediablemente.

Al mismo tiempo, se eclipsaba
en el hospital Ruiz y Páez,
de Ciudad Bolívar,
la vida de Willmerys Osarina Zerpa,
de 20 años, herida el día anterior
por balas de colectivos paramilitares.

Es que en el no-país
la dictadura enfrenta
las protestas de jóvenes
civiles y desarmados
con balas de militares y paramilitares.

Algunos medios mentirán,
dirán en el caso de Eduardo Orozco
que murió en un enfrentamiento
con el Comando antiextorsion y secuestro.

No. A Eduardo y a Wilmerys
los mató la bala de la dictadura
la bala de militares y paramilitares
que salen con la orden
de disparar a matar
de acabar la vida de jóvenes
qué protestan, que disienten
que se oponen, que se niegan
a vivir sin libertad.

Y entonces,
llegan las balas
con su zumbido de muerte
y en un eclipse fatal
mortal,
apagan la luz del futuro
como la tierra apaga
la luz de luna.

Golcar Rojas, agosto 2017

#EduardoOrozco
#WilmerysZerpa
#Lara
#Bolivar
#VenezuelaEsUnLutoEnGerundio
#sosvenezuela

En El Paraíso mataron a un niño

27 julio, 2017 § 1 comentario

A Gilinber Terán
      in memóriam.

La luz brillante del atardecer
hizo un violento fundido a negro.

Los colibrís detuvieron sus alas
los loros callaron su graznido.

Una triste canción de cuna
una nana con notas de música sacra
me llegó como un lamento
Era un fúnebre eco.

En El Paraíso, mataron a un niño
un disparo en la cabeza
una bala
le perforó el cráneo
De dieciséis años.

Un adolescente en edad de liceo.
Iba para cuarto año.
Dieciséis años y su corazón dejó de latir
cuando el proyectil en vuelo horizontal
le impactó la cabeza.

No. Gilinber Terán,
no es otra víctima más.
No es un muerto más.
No es un número más de un centenar
de esta cruenta guerra.

Gilinber es el futuro
asesinado por la dictadura.
Es el porvenir truncado
por la saña de la represión.

Gilinber es el hijo de alguien
es el hermano, el primo
el sobrino de alguien.

No es una estadística,
no es “un nuevo muerto”.

Regresaba junto a su hermano
a la seguridad de su casa
y se encontraron con enfrentamientos
entre guardias nacionales, colectivos asesinos
y manifestantes.

Gilinber es un dolor.
Es un país que se desangra
a cuenta gotas
en un sangriento julio,
de un sanguinario y luctuoso trimestre.

Muerte en un no-país
pisado por la bota
y sometido por los delincuentes
de gorras y uniformes
que salen a matar
ancianos, jóvenes,
niños.

Niños de dieciséis años
que llegan a morir al hospital
porque una bala
les perfora la crisma
o una bomba
de manera artera
les rompe el pecho
destrozando el nuestro.

Luis Falque: No pude dejar de leer El infierno de Edelmiro hasta terminar y conocer el desenlace

8 julio, 2017 § Deja un comentario

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

Falque2Luis Falque, profesor universitario e investigador.

La lectura de esta secuela de “Te voy a llevar al Cielo” me llevó claramente a hechos, lugares y situaciones vividos intensamente en los últimos 20 años en Venezuela.

La narrativa de Golcar, los personajes, el humor, la política actual y el suspenso te llevan a vislumbrar claramente cada situación.

No pude dejar de leerlo hasta terminar y conocer el desenlace.

Cuánto me gustaría tener la oportunidad de leer una nueva secuela.

Felicidades a Golcar Rojas.

Falque1

Ver la entrada original

Luis Falque: Te voy a llevar al cielo “Será desde ya uno de mis libros preferidos”

7 julio, 2017 § Deja un comentario

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

Falque2

No pude dejar de leerlo de un tirón. Sí, es un Thriller, pero también es narrativa política.
Los personajes, sus nombres y sus aspectos sociales y psicológicos me fueron claramente identificables en la Venezuela actual.
Será desde ya uno de mis libros preferidos.
Falque

Ver la entrada original

Dormido

2 julio, 2017 § 2 comentarios

No sé quien hizo la foto. Le agradezco a Mari Montes el mostrármela.

Quisiera hacerme el dormido
que alguien grande me alce en brazos
me lleve a la cama
arrope mis miedos
y me diga que todo va a estar bien.
Aunque no sea cierto.

Golcar Rojas, junio 2017.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Sin categoría en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.