Luis Falque: No pude dejar de leer El infierno de Edelmiro hasta terminar y conocer el desenlace

8 julio, 2017 § Deja un comentario

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

Falque2Luis Falque, profesor universitario e investigador.

La lectura de esta secuela de “Te voy a llevar al Cielo” me llevó claramente a hechos, lugares y situaciones vividos intensamente en los últimos 20 años en Venezuela.

La narrativa de Golcar, los personajes, el humor, la política actual y el suspenso te llevan a vislumbrar claramente cada situación.

No pude dejar de leerlo hasta terminar y conocer el desenlace.

Cuánto me gustaría tener la oportunidad de leer una nueva secuela.

Felicidades a Golcar Rojas.

Falque1

Ver la entrada original

Luis Falque: Te voy a llevar al cielo “Será desde ya uno de mis libros preferidos”

7 julio, 2017 § Deja un comentario

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

Falque2

No pude dejar de leerlo de un tirón. Sí, es un Thriller, pero también es narrativa política.
Los personajes, sus nombres y sus aspectos sociales y psicológicos me fueron claramente identificables en la Venezuela actual.
Será desde ya uno de mis libros preferidos.
Falque

Ver la entrada original

Dormido

2 julio, 2017 § 2 comentarios

No sé quien hizo la foto. Le agradezco a Mari Montes el mostrármela.

Quisiera hacerme el dormido
que alguien grande me alce en brazos
me lleve a la cama
arrope mis miedos
y me diga que todo va a estar bien.
Aunque no sea cierto.

Golcar Rojas, junio 2017.

Textículos del revolucionario 21

27 mayo, 2017 § 1 comentario

img_20170218_014356.png

“Ahora sí es verdad que estos disociados de la ultraderecha nos vieron la cara de pendejos, camarada. Ellos son todos unos angelitos y nunca están haciendo nada. Salen a incendiar el país y a quitarnos la paz, pero cuando los matan, no estaban haciendo nada. Uno iba a comprar Harina PAN, el otro pañales, el coñito wayüu, no era que iba a saquear, sino que estaba haciendo turismo de aventura y al otro le llenaron el cuerpo de perdigones cuando iba a comprar comida. Después salen a culpar de todo al réeeeegimennnn del presidente obrero que lo único que busca en verdad es la paz, el respeto, la estabilidad y la tolerancia. Claro, se ponen a generar zozobra y pasa lo que pasa, una camarada, estresada, angustiada, nerviosa con tantas guarimbas violentas, en un ataque de nervios e ira se lleva por delante a un muchacho que, por supuesto, según los disociados, no estaba protestando, y salen a decir que la culpa es del camarada Diosdado, porque él, como buen visionario y conocedor de la psicología del ser humano, lo advirtió: ‘cualquier día un camarada obstinado se lleva a un fascista por delante con su camioneta, y salen a llorar‘. ¡Dicho y hecho! Pasó y ahora están con la lamentadera. No terminan de entender que la garantía de la paz es la revolución y, si no hay revolución, no habrá paz, porque saldremos con las armas a defender el gobierno legítima y democráticamente elegido. ¡No volverán!”

***

“La camarada Tania tiene razón. Eso que hace Estados Unidos no es una sanción. Eso es injerencia en los asuntos internos y robo. Sí, robo, porque le están quitando a esos camaradas que les congelan bienes y cuentas, lo que les pertenece, lo que con mucho esfuerzo y sacrificio han logrado. ¿No se supone que los gringos se llenan la jeta diciendo que ese es el país de la propiedad privada y la libertad? Entonces, ¿por qué van a prohibir que los camaradas dispongan de lo que es su propiedad? Y, finalmente, camarada, suponiendo que esto, como ellos dicen, sea una dictadura, un réeeeegimennnn, como les encanta llamarlo, ¡eso no es peo del imperio! En ese supuesto negado, porque aquí jamás había habido tanta democracia y libertad, de que esto sea una dictadura, ¡ES NUESTRA DICTADURA! Y ellos no tienen porqué intervenir en nuestros asuntos internos. Como le dijo el presidente obrero ¡Donald Trump, go home!

***

“Qué perversa es la oposición violenta y golpista. Han llegado al colmo de que en la marcha de Mérida, infiltraron dentro de la protesta de oposición, a un infiltrado de la misma oposición, armado y en una moto, disfrazado de colectivo de paz, para hacerlo pasar por un infiltrado del gobierno, que iba a matar gente en la manifestación. Son tan desalmados, que ni siquiera les duele dejar a uno de los suyos todo golpeado y sin moto con tal de montar sus mentiras. Al pobre hombre lo golpearon y le quemaron su moto, porque hizo varios disparos. Todo el mundo sabe que eso fue mandado por Capriloca que anda con su violencia desatada mentándole la madre cada nada al presidente obrero. Me da lástima con ese muchacho, por muy escuálido que sea, no se merece que los fascistas lo utilicen así. A lo mejor esa motico era su medio de sustento”.

***

“Uish, paisano, menos mal que los camaradas del diario Pico Bolívar nos dijeron la verdá verdaíta, porque esos pingos violentos de la oposición fascista ya me habían hecho pensar que en verdá el comisario de la polecía de Mérida estaba amenazando con su arma a los de la ultraderecha que jalieron en su bailanta. Magínesé usté, camarada, que el comisario lo que hizo fue lanzar unos cuantos tiros al aire pa’ que los golpistas je dieran de cuenta de que él iba ahí pa’ protegelos de cualquier atentado de ellos mismos, porque esos son así, mandan a sus violentos a que ataquen a su gente pa’ después decir que jue el réeeeegimennnn. Puej los muy jueputas dijociados, cuando vieron que era el comisario, lo coñacearon y le quemaron la moto al pobre jombre, que lo que los jestaba era cuidando”.

***

“Hay que ver que los disociados cada vez están más disociados y más brutos y violentos, camarada. Ellos ven que los revolucionarios estamos resteados con la revolución y con el presidente obrero. Saben, porque siempre, desde el tiempo en que el siemprevivo mandaba, el amado comandante supremo y eterno, se les ha dicho que la revolución es corazón, amor y paz, pero está armada, y siguen buscando verguero. ¡Será que les gusta que los matemos! No hay otra explicación. No terminan de entender que la revolución llegó para quedarse y que si los camaradas tenemos que matar a todos los fascistas para conseguir y mantener la paz, los vamos a matar. Ahí está, ayer nos echamos al pico a cinco coñitos burgueses y violentos en Barinas, que salieron a sembrar zozobra en tierra santa, porque la cuna del comandante supremo y eterno es tierra Santa, y ya están convocando a marchas. Después que no salgan con la lloradera porque les matan a los muchachos o los llevan para La Pica. Porque ahora les dio por pegar alaridos ¡MI HIJO! ¡MI HIJO! No joda, métanles cuatro correazos a esos coñitos y enciérrenlos con sus tablets y IPhones a jugar en el cuarto y no los dejen salir a perturbar la paz, si no quieren que se los jodamos. ¿Es o no es, camarada?”

***

“Coño, camarada, menos mal que la caraja esa le volvió mierda el violín a ese guarimbero violento. Ellos se la tiran de santurrones, pero eso de los violines es una estrategia perversa, camarada. Ellos saben muy bien que está comprobado científicamente que la música amansa a las fieras, por eso ponen a los carajos a tocarles musiquita a los Guardias Nacionales y con el sonido los ponen mansitos, mientras los violentos disociados con los oídos taponados para no escuchar la música, se ponen más agresivos y lanzan las piedras a las tanquetas y escudos con más arrechera. Son tan maquiavélicos esos golpistas de la ultraderecha, camarada, que llevan en los bolsillos una estampa de San Marcos de León, con el felino con la cabeza humillada y otra de Santa Marta la dominadora, pisando a la serpiente, y les rezan antes de ir a protestar para que los pobres Guardias y policías, con la música y las oraciones, estén agüevoneados y poderlos joder. ¡Perversa, camarada, la ultraderecha es perversa y mala!”

***

“Ay, qué ver, camarada, lo falsos que son los ‘humanistas’ de la ultraderecha violenta y golpista. Tienen casi 60 días en un llantén por los carajos esos que han fallecido en sus protestas violentas y llenas de odio, parecen plañideras de tanto que lloran, ‘Cry me a river’. Y salen moqueando a culpar a los Guardias Nacionales y a los colectivos de paz, que lo único que hacen es defenderse de los ataques violentos y llenos de odio de los fascistas. Hasta por la perra Negra esa, a la que le pegaron unos perdigonazos chillaron, porque los violentos son tan bestias que se llevan perros de ataque para las manifestaciones para que maten a dentelladas a los pobres policías nacionales. Pero quemaron a un pobre joven por ‘parecer chavista’ y de ese muchacho si no dicen ni pío. De nada que ahora salen a decir que él se buscó que lo quemaran, porque se infiltró o les grito ¡Malditos, yo sí soy chavista! O quién sabe qué otra vaina de esas que ellos inventan para tergiversar las cosas. Yo no digo ni un Que en paz descanse por los muertos de ellos, porque esos coños salen a buscar lo que consiguen. Salen a provocar a los Guardias y a los camaradas colectivos de paz y, pues, encuentran lo que buscan. Si no fueran provocadas, yo hasta lamentaría esas muertes”.

Lamora Ayme: “El suspenso aflora desde las primeras páginas hasta un final inimaginable”

27 mayo, 2017 § Deja un comentario

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

No soy una crítica literaria pero me arriesgo a comentar mi lectura de una de las novelas, obra de mi amigo escritor, Golcar Rojas:

“Te voy a llevar al cielo”.

Interesante, el suspenso aflora desde las primeras páginas hasta un final inimaginable. Imposible abandonarlo, porque obliga a seguir la historia.

Es un tema fuerte; tiene la particularidad –mérito indispensable de un escritor–, de que la narrativa y los diálogos tan bien esclarecidos te sitúan en cada escena como si fueras partícipe del suceso.

No sé si la obra es ficción, producto de la imaginación de Golcar, que por cierto es exquisitamente fértil, o recogida de una realidad lastimosa, cuyos intérpretes sean personajes infames, corruptos. Sí es cierto que en cada individuo bien se puede reconocer a un malvado del diario quehacer venezolano.

¡Felicidades,Golcar!

Los invito a disfrutarlo, pueden adquirirlo en Amazon.

Ver la entrada original

Textículos del revolucionario 16

6 mayo, 2017 § Deja un comentario

img_20170218_014356.png

“Ay, camarada, qué tristeza. Mi primo, el tupamaro que hirieron el otro día los violentos fascistas opositores en Venezuela, se me murió ayer. Necesitaban un antibiótico, un piche antibiótico que aquí en Madrid lo consigo casi que hasta en los estancos, y allá no lo consiguieron. Lo peor es que yo le compré aquí un montón de cajas porque ni caro es, pero no lo pude enviar porque los courrier no aceptan medicinas. ¡Cuánto daño ha hecho la guerra económica de los fascistas imperialistas! No les importa la vida de los venezolanos. Fue tanto lo que jodieron, que obligaron al gobierno revolucionario a prohibir que se transporten medicinas y como los laboratorios son unos desgraciados, pues los esconden para que el mundo piense que hay escasez y crisis humanitaria. Por eso yo cada día soy más revolucionario y amo más a Chávez, porque la ultraderecha es demoníaca y necrofílica. Sienten placer cuando se muere alguien por falta de medicinas. ¡Chávez vive!”

***

“Coño, camarada, yo nunca me imaginé que esto del exilio fuera tan duro. Yo en Venezuela sin jodeme mucho, siempre tenía mi platica. Qué si raspaba mi cupito Cadivi, que si compraba dólares oficiales y los vendía a precio del paralelo, que si compraba la comida a precios regulados y la revendía bachaqueada. ¡No joda, con las medicinas para las convulsiones me metí un billete!, porque un pana de una farmacia me guardaba todo lo que le despachaban y yo la vendía con ganancias como de cinco mil por ciento y partíamos la cochina. Camarada, yo nunca estaba limpio. Pero, verga, la guerra económica de los malditos de la ultraderecha puso la vaina muy arrecha. Esos malparíos burgueses vivían escondiendo la comida y las medicinas y cada vez conseguían menos marañas. Se me enfermó un día el coñito y tuve que ruletealo por todos los hospitales porque en ninguno tenían como atenderlo, porque como los médicos sifrinitos son casi todos de oposición y se roban las vainas de los hospitales, para que la gente piense que es el gobierno que no les despacha a los centros de salud. Casi se me muere el chamo, hasta el suero tuve que llevar. Ahí fue cuando dije ‘Yo me voy de esta verga, porque los sucios burgueses imperialistas no dan tregua y por más que el presidente obrero quiera seguir el legado del comandante supremo y eterno, esos hijos de puta apátridas de la oposición no le van a dar respiro y esto se va a poner peor’. Y me vine pa’ Miami, pero aquí tengo que trabajar qué jode. De mañana hago jardinería y de tarde lavo carros en un car’s wash y si me sale algo de noche, también le echó pierna. Pero si Nicolás le echa bolas y le declara la guerra de frente a los escuálidos, soy capaz de irme a que me den mi fusil para matar vende patria. Es que yo allá si podía hacer reales. Aquí trabajo para medio vivir. Todo por la guerra económica tan arrecha”.

***

“Mira, camarada, yo tengo ganas de ponerme mi gorra tricolor con el logo del 4F, pintarme la boca roja rojita, y agarrar mi IPhone y hacer un vídeo que se haga viral, denunciando la guerra económica homicida que tiene la oposición apátrida en Venezuela. A lo mejor hago el vídeo caminando por Miami Beach con mi franela roja con los ojos de Chávez aquí en las tetas, para que todo el mundo se entere de lo que sufrimos los revolucionarios que hemos tenido que dejar el país por culpa de los violentos opositores que no le dan tregua a la revolución para que lleve felicidad a todos los patriotas, como era la ilusión del comandante supremo y eterno y como intenta el presidente obrero continuar. Es que es muy arrecho que mi mamá se haya muerto en Venezuela porque no consiguieron el medicamento para sus quimioterapias y por más que yo se lo encontré aquí con unos panas de una iglesia, no pude mandarlos a tiempo. Y ni al entierro pude ir porque como no tengo papeles, si salgo, no puedo entrar de nuevo. Esto es muy jodido. Seguro que cuando haga el vídeo me voy a poner a llorar como ahorita, pero no me importa. Que el mundo sepa de toda la maldad y todo el odio que tienen los escuálidos que no les importa que se muera la gente con tal de hacer la guerra económica para tumbar el gobierno legítimo, constitucional y revolucionario que elegimos todos. Yo por eso fue que me vine a Miami, porque los escuálidos me tenían estresada y enferma y no aguantaba más tanta maldad. Un día me dije, ‘Marica, tú te piras de aquí o agarras un fusil y sales a matar pitiyanquis’. Para no terminar asesinando gente, preferí venirme a Miami”.

***

“Yo estoy muy contento, Engelsberth, porque con ese bono de guerra económica de 19 mil que nos va a pagar el camarada Nicolás, voy a poder completar lo del Plavix que me está costando 22 mil bolos la caja de 14 pastillas. Es que de verdad, gracias al comandante supremo y eterno que nos dejó un hombre tan bueno. Por eso es que el Papa Francisco está tan interesado en que en este país haya diálogo, porque él sabe que el camarada Nicolás es un hombre justo. Yo siempre he pensado que la religión es el opio de los pueblos, pero este papá me gusta. El camarada Nicolás debería pedirle que venga a Venezuela. Yo no creo que Pancho le diga que no. Que venga y bendiga las armas de los colectivos y los fusiles de la milicia que van a defender la revolución como hizo aquel Pío, que bendijo las de la guerra. Eso sería un buen espaldarazo a la revolución venezolana y al socialismo del siglo XXI. Y que bendiga también las lacrimógenas para que los escuálidos dejen la lloradera de que están vencidas. Lo que estarán será bendecidas, camarada ”.

***

“Camarada, yo creo que la idea de la Constituyente comunal del presidente obrero es brillante. Que seamos nosotros, el pueblo mismo, los constituyentes y no un montón de escuálidos que lo que van a hacer es montar un texto constitucional para tumbar al gobierno legítimo. Hacemos una Constitución en la que lo primero es eliminar esa vaina de 350 y el 333 que sólo han servido para que la derecha violenta y golpista salga a incendiar el país diciendo que se amparan en la Constitución. Aquí nadie se podrá alzar contra la revolución y a los violentos burguesitos, si salen a trancar calles e impedir el libre tránsito, ¡Plomo y gas! ¡Dígame esa vaina, camarada! Yo vi un vídeo en el que los policías y guardias defensores de la democracia y la revolución venían en sus motos a dialogar, a llevar su discurso de paz y amor a unos sifrinos violentos, y uno de los revoltosos le metió una zancadilla a la moto de uno de los policías y lo hizo caer. Es que fue con coñoemadrada, sacó la pata e hizo que el efectivo rodará que casi se escoñeta. Eso no puede ser. A esos violentos hay que meterlos en la cárcel”.

***

“Yo, como analista político, te digo una vaina camarada, la idea de Nicolás de una Constituyente popular o comunal, es sencillamente brillante. Eso le dará a su gobierno por lo menos dos años más. Porque habrá que escoger de las comunas a los camaradas que van a redactar el texto constitucional, eso toma unos meses. Después, habrá que enseñar a leer y escribir a unos cuántos de los camaradas seleccionados. Luego esperar a que la oposición se ponga de acuerdo con los cuatro pendejos que van a ir por ellos a la Asamblea Constituyente y ya sabemos que la oposición se toma fácil un año sacándose los ojos entre ellos para ver quién queda. Después, discutir y redactar esa nueva Constitución, aprobarla, someterla a referéndum… Qué digo dos años, como tres años o más. Y mientras tanto, el camarada Nicolás sigue dando aumentos de sueldos a los trabajadores, bolsas Clap para los más pobres que son los que votan y bonos a los pensionados. Congela los precios y así recupera su popularidad y cuando ya, dentro de tres o cuatro años vayan a haber elecciones, la gente va a estar tan feliz que va a votar en masa por Nicolás y vamos a barrer para siempre a la derecha violenta y golpista. ¡No volverán! Brillante, realmente, ¡brillante!”

¿Dónde queda Venezuela?

14 abril, 2017 § Deja un comentario

Todo sobre los libros de Golcar Rojas

mapa Este texto le dio título a un libro de crónicas y poemas sobre Venezuela

“¿Venezuela? Venezuela me hace falta”.
Rafael Cadenas

Si me preguntaran dónde queda Venezuela, tendría que decir que queda en México,  en Miami y otras zonas más internas de Estados Unidos.
Queda en Colombia, en Ecuador, en España.
En Panamá, en Chile,
hasta en los Emiratos Árabes.

Venezuela queda entre cualquier meridiano y paralelo del mundo
a donde se tuvieron que ir a vivir muchos venezolanos de bien en busca de procurarse una mejor calidad de vida.
Persiguiendo un poco de tranquilidad y seguridad,
aunque sea, un poquito de futuro para ellos y los suyos.

Venezuela hoy es un país desperdigado por el mundo.

Donde esté radicado el talento, la inteligencia y el trabajo de los venezolanos que se han ido,
ahí queda Venezuela.

Venezuela está en cada petrolera del mundo que ha visto aumentar su producción y…

Ver la entrada original 358 palabras más

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Sin categoría en P(u)ateando la vida. Otro blog de Golcar.